Publicado: 22.08.2014 13:59 |Actualizado: 22.08.2014 13:59

El coche de Barberá ha acumulado polvo durante 23 años en el garaje del ayuntamiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un viejo Lancia, cubierto de polvo y con las ruedas desinfladas, ha sido retirado este agosto de forma discreta del garaje del Ayuntamiento de Valencia. Pertenece a la alcaldesa, Rita Barberá, que lo ha tenido aparcado en los bajos del consistorio durante 23 años.

La retirada del viejo Lancia Delta lo ha anunciado este viernes el grupo municipal Compromís, que ha reclamado que la alcaldesa debe resarcir al Ayuntamiento por utilizar "de forma fraudulenta un espacio público en beneficio personal"

.Para Joan Ribó, portavoz de Compromís, el viejo Lancia de Barberá simbolizaba la forma de gobernar de Barberá, a quien acusa de confundir "de forma sistemática los bienes privados con los bienes públicos". "Cualquier valenciano que hubiera dejado aparcado en la calle un coche similar hubiera sido retirado por la policía municipal siguiendo la normativa vigente", denuncia.

Compromís pide que el espacio utilizado por el Lancia de Barberá sea destinado a aparcamiento de bicicletas de trabajadores y concejales del consistorio.

La declaración pública de bienes de la alcaldesa arrojó una sorpresa. Reconocía tener un viejo Lancia de valor nulo. Aportaba la matrícula. Y el partido Compromís confirmó en abril pasado que el coche estaba aparcado en el garaje del ayuntamiento de Valencia desde hacía 23 años. Exigió su retirada y que pagara el coste del parking de estas dos décadas.

En una nota de prensa difundida este viernes, la coalición se felicita por que "al final" el vehículo ya no esté ocupando este espacio "como si este edificio fuera de propiedad" de la alcaldesa. El coche es un modelo antiguo "que estaba lleno de polvo y con las ruedas totalmente desinfladas, en definitiva totalmente abandonado". Asimismo, afirma que se puede ver "perfectamente" la diferencia de color de las baldosas del suelo "por los años pasados" sin que el coche haya sido movido del sitio.

A este grupo municipal le "llama la atención" que la retirada del vehículo "se haya hecho en periodo de vacaciones estivales, cuando hay poca gente en el Ayuntamiento con una evidente voluntad de disimular" la actuación. A juicio de Ribó, "seguro que la proximidad de la nueva cita electoral y la incertidumbre de los resultados de Barberá por los malos resultados de las encuestas han ayudado a tomar esta decisión".

La alcaldesa de Valencia aclaró en abril pasado que su "ancianito" coche lo dejó aparcado en el ayuntamiento por decisión del jede de Policía cuando llegó a la alcaldía en 1991.

Ella paga su plaza de garaje en su casa "religiosamente" todos los meses, aunque esté vacía y denunció entonces la "política de espectáculo" de Compromís y la "obsesión" que tienen por su persona.

En la nota, Compromís replica que el "truco de la seguridad y de las amenazas de ETA no vale" pues "hace demasiados años que este problema ya no existe en Valencia". Supone, para Ribó, "una excusa de mala pagadora" . Por ello, piden que se calcule la cantidad que Barberá adeudaría por el estacionamiento de acuerdo con los precios de aparcamiento medios de la zona durante los años que ha estado aparcado "de manera fraudulenta".