Público
Público

Cohetes de Gaza caen en Israel pese a alto el fuego

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Nidal al-Mughrabi

Militantes palestinos de la Franja de Gaza lanzaron el domingo cohetes contra el sur de Israel, desafiando un cese del fuego unilateral que declaró horas antes el Estado judío y que Hamás dijo que ignoraría.

"Al menos cinco cohetes fueron lanzados y cuatro cayeron en zonas abiertas cerca de (el pueblo israelí de) Sderot", dijo un portavoz militar israelí, que posteriormente anunció que aviones habían atacado el lugar desde el que se habían disparado los proyectiles.

Israel detuvo su ofensiva de 22 días en Gaza a las 2.00 hora local (0000 GMT), diciendo que había logrado todos sus objetivos, pero que la retirada de sus tropas dependía de que Hamás cesara completamente sus ataques.

La muerte de cientos de civiles palestinos y el empeoramiento de la difícil situación en la Franja de Gaza llevó a la comunidad internacional a presionar a Israel para que detuviera su campaña militar en el territorio más sangrienta en décadas.

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, citó los acuerdos con Egipto, respaldados por la comunidad internacional, para evitar que Hamás se rearme a través de los túneles de contrabando como la razón principal detrás de la decisión de Israel de suspender los ataques.

que ha sido muy golpeada durante la ofensiva- se mantuvo como la fuerza que controla el enclave litoral.

CUMBRE

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, invitó el domingo a líderes europeos a una cumbre organizada con poca antelación para encontrar formas de fortalecer la tregua y suavizar la difícil situación de los civiles palestinos que viven en la Franja de Gaza, de 45 kilómetros de extensión.

Horas antes de que comenzara el alto al fuego, soldados israelíes se retiraron de la ciudad norteña de Beit Lahiya, una zona que los militantes han usado para lanzar cohetes a través de la frontera.

Residentes que habían huído durante los enfrentamientos regresaron a los escombros de sus hogares. Los niños buscaban entre las ruinas para encontrar mochilas de colegio y libros destrozados.

"Gracias a Dios que ustedes están vivos", dijo un hombre a su vecino. "La casa puede ser reconstruida, con la voluntad de Dios", agregó.

Una columna de tanques y soldados israelíes, algunos sosteniendo banderas de Israel, se retiró de la Franja de Gaza.

Pero varios de los tanques establecieron su posición a 100 metros de la frontera con el enclave, en la parte israelí, mientras que otros permanecieron desplegados en el extremo oriental de Ciudad de Gaza y el norte de Beit Lahiya, dijeron residentes locales.

Hamás, en un mensaje desde un altavoz en una mezquita de Gaza, declaró: "El movimiento de Hamás felicita a nuestro pueblo por esta victoria lograda por nuestra gente y la resistencia, especialmente a las Brigadas Qassam que obligaron a las fuerzas de ocupación a retirarse".

RESISTENCIA

Hamás sostuvo que no aceptaría la presencia de tropas israelíes en la Franja de Gaza y que continuaría "resistiéndose a ellos". Los líderes israelíes sostuvieron que el Ejército respondería con firmeza si el movimiento islámico seguía con sus ataques.

El movimiento de la Yihad Islámica indicó que "el enfrentamiento continuará siempre que un soldado o un solo tanque permanezca en nuestra amada tierra".

En el primer informe de violencia desde que el cese del fuego entró en vigencia, militantes de Hamás dispararon contra las tropas israelíes cerca del campo de refugiados de Jabalya, según un portavoz del Estado judío.

"(Las fuerzas israelíes) respondieron al fuego por tierra y aire y vieron que los hombres armados fueron impactados. No hubo víctimas entre las tropas", señaló el portavoz.

Fuentes de Hamas indicaron que mantuvieron un breve enfrentamiento con tropas israelíes mientras éstas se retiraban de Jabalya.

Israel inició su ofensiva en la Franja de Gaza el 27 de diciembre y las fuerzas de artillería ingresaron al enclave una semana después, diciendo que su principal objetivo era detener el lanzamiento de cohetes por parte de militantes, que han causado la muerte a 18 personas en el Estado judío en los últimos ocho años.

Los ataques israelíes provocaron la muerte a más de 1.200 palestinos, entre ellos unos 700 civiles, dijeron funcionarios médicos de Gaza. Israel indicó que cientos de hombres armados están entre los muertos.

Diez soldados israelíes y tres civiles perecieron, los últimos fueron alcanzados por cohetes lanzados desde Gaza al sur de Israel.

Sin un acuerdo con Hamas, los diplomáticos afirman que temen que Israel sólo deje ingresar unos pocos suministros a la destruida Gaza, poniendo en peligro la reconstrucción y provocando más dificultades para los habitantes.