Público
Público

Una colección recrea a Picasso en La Californie, donde vivió sus años más felices

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una treintena de obras gráficas, entre dibujos, aguafuertes, aguatintas, puntasecas, litografías y linóleos, componen una exposición dedicada a los años que Picasso vivió en la finca de La Californie, en la Costa Azul francesa, que según sus propias palabras fueron "los más felices" de su vida.

"Picasso. El taller de La Californie (1955-1960)" se expone desde hoy y hasta el 29 de agosto en el centro cultural Bancaja de Alicante y trata de divulgar algunas de las facetas artísticas menos conocidas del pintor malagueño, considerado el artista más influyente del arte moderno del siglo XX.

El comisario de la muestra, Juan Carrete, ha explicado a Efe que el periodo entre 1955 y 1960 fue uno de los más fructíferos en Picasso, al coincidir con su cambio de domicilio en la finca cercana a Cannes, donde huía de su anterior matrimonio, y donde vivió su intensa relación con la joven Jacqueline Roque.

Para el Picasso de aquel momento, Jacqueline "lo era todo: Una nueva vida, un nuevo lugar, una modelo que se repite, un ama de llaves, enfermera y su amante", en palabras de Carrete.

Las obras de los fondos propios de Bancaja reflejan el espacioso taller en el que trabajaba el artista junto al extenso jardín tropical exterior, lo que acrecienta su afán por experimentar en torno a las técnicas gráficas.

El taller es presentado con un "desorden ordenado" donde Picasso apilaba sus propias obras pictóricas y cerámicas junto con regalos, otras obras africanas adquiridas y hasta juguetes de sus nietos.

"Es una estancia abigarrada y llena de objetos que se funden y confunden unos con otros que había sido organizada por Jacqueline como almacén, lugar de exposición y recepción de amigos y hasta de vida íntima", según el comisario.

Los dibujos donde se representa el estudio son acompañados por una serie de fotografías en las que aparece Picasso con su nueva musa.

Además, Bancaja ofrece una perspectiva casi inédita del artista con algunos de sus textos dentro de la denominada "escritura automática surrealista", que consiste en plasmar lo que el subconsciente dicta sin pasar por la razón, lo que permite desvelar "qué conceptos pasaban" por la mente del genio.

Sin puntos ni comas para conseguir mayor sonoridad, estos escritos en castellano a veces no tienen un sentido común, como el siguiente: "Las mariposas iban de flor en flor poniendo sus huevos fritos en las ramas y los azules corderos del día desgarraban sus plumas en el charco de almíbar", del 17 de enero de 1958.

La finca de La Californie, una mansión estilo "belle epoque" en la parte alta de Cannes, fue adquirida por Picasso en 1955 y tenía vistas al Golfe-Juan y Antibes por su privilegiada ubicación geográfica, espacio y por contar con un exhuberante jardín de palmeras y eucaliptos.

Seducido por los "torrentes" de luz que iluminaban la estancia, transformó junto a su amante la planta baja para convertirla en estudio y en los años siguientes la erigió como protagonista de muchas de sus obras.

Bancaja es la entidad privada propietaria de la mayor colección de obra gráfica de Picasso, y en la muestra de Alicante ofrece la posibilidad de realizar una visita guiada audiovisual a través de las guías multimedia.