Público
Público

El Colegio de Aparejadores apunta al colapso del forjado como posible causa del derrumbe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Colegio de Aparejadores de Baleares, Ignacio Martínez, ha asegurado hoy que la hipótesis más probable sobre la causa del derrumbe de un edificio en Palma, en el que fallecieron siete personas, es que se hundiera por deterioro uno de los forjados que colapsó todo el inmueble en "un efecto dominó".

"Una de las teorías que tenemos, en función de cómo se ha producido el derrumbe es que creemos que se ha colapsado uno de los forjados, normalmente el forjado de cubierta, que ha ocasionado un efecto dominó hacia abajo", ha explicado Martínez en declaraciones a Efe.

Martínez justifica la hipótesis de que se hundiera uno de los techos de la cubierta superior en el hecho de que si hubiera fallado alguno de los muros, "o el muro de la planta baja construido con una piedra típica de Baleares que se llama 'marés', el edificio hubiera caído como una especie de catapulta hacia el centro de la calle" y no sobre sí mismo, como ocurrió.

"Por la manera de caer, creemos que se ha podido colapsar uno de los forjados, inicialmente el de la planta de arriba porque son los que están más expuestos a la intemperie y se produce una degradación superior", ha señalado el presidente del Colegio de Aparejadores.

Martínez ha explicado el sistema estructural del edificio, que "solo tenía una crujía y por tanto es como un castillo de naipes".

El presidente de los aparejadores descarta la posibilidad de que el inmueble se construyera sin cimientos, aunque puntualiza que "se ha comentado que inicialmente el edificio era de una sola planta y una cimentación para una sola planta es muy diferente a una cimentación para más plantas".

"Yo no creo que haya sido un problema de cimentación, sino que me inclino más a pensar que ha sido más bien un problema de los forjados", ha asegurado.

En cuanto a la razón del deterioro de dicho forjado, Martínez señala que la construcción del edificio, que el Ayuntamiento de Palma ha fijado en 1959, "coincide con una época muy mala" en la construcción en las islas.

"En el 'boom' de la construcción, en Mallorca se utilizaron materiales que luego a la larga nos han dado problemas, como cementos y vigas aluminosos", señala Martínez acerca de los edificios que se construyeron en los años 1959 y 1960.

"Nos dan casi más garantías las edificaciones más antiguas que las de esa época, aunque por supuesto no todas, únicamente las que se construyeron al albur del 'boom' de la construcción", ha manifestado el presidente del Colegio de Aparejadores de Baleares.