Público
Público

Los colegios electorales de Austria abren sus puertas para unas elecciones legislativas anticipadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La mayoría de los colegios electorales de Austria abrieron sus puertas esta mañana para unas elecciones legislativas anticipadas por la ruptura de la coalición de Gobierno de socialistas y socialdemócratas, que parece propiciar el fortalecimiento de las fuerzas nacionalistas opositoras.

La gran mayoría de los colegios abrieron a las 07.00 hora local (O5.00 GMT) y cerrarán a las 17.00 hora local (15.00 GMT), salvo algunos en pequeñas localidades que tienen horarios menores, con apertura a las 08.00-08.30 hora local y el cierre entre cuatro y siete horas después.

Al mismo tiempo, un local en el aeropuerto internacional de Viena abrió ya a la 01.00 hora (23.00 GMT del sábado) para que pudieran votar aquellos austríacos que partían hoy, y las colegios en las principales estaciones de trenes abrieron a las 05.30 (03.30 GMT).

Un total de 6,3 millones de ciudadanos están convocados a las urnas, incluidos algo más de 180.000 adolescentes entre 16 y 18 años a quienes por primera vez en Europa se les permite votar.

A estos comicios se presentan los cinco partidos representados en el Parlamento: los gobernantes y salientes partidos Socialdemócrata (SPÖ) del actual ministro de Infraestructura, Werner Faymann, y Popular (ÖVP) del vicecanciller y ministro de Finanzas, Wilhelm Molterer, y los opositores "Verdes", de Alexander van der Bellen, Partido Liberal (FPÖ) de Heinz-Christian Strache, y la Alianza para el Futuro de Austria (BZÖ) de Jörg Haider.

Los sondeos más recientes pronostican sendos varapalos para los socialdemócratas y populares como castigo de la población por no haber logrado en 18 meses ponerse de acuerdo para aprobar importantes medidas, incluidas las reformas del sistema fiscal, sanitario y de educación.

Las encuestas vaticinan que el grueso del voto de castigo será acaparado por los seguidores del ultranacionalista Strache y de su antiguo maestro, Haider, actual jefe del Gobierno del Estado federado de Carintia que vuelve así al escenario nacional, tras desatar una ola de protestas cuando subió al poder en 2000.

Ambos duplicarían sus votos y, con el 20 por ciento para Strache y el 8 por ciento para Haider, abarcarían más de la cuarta parte del electorado, siempre según los sondeos.

Se estima por eso que pueden ser decisivos para la formación del nuevo gobierno, pues tanto los socialdemócratas, que obtendrían el 29 por ciento, como los populares, con un 26 por ciento, deberán buscar socios si uno de ellos resulta vencedor y ambos no consiguen un acuerdo para volver a formar juntos la llamada "gran coalición".

Relegados por los liberales del segundo al tercer lugar, los "Verdes" mantendrían su nivel actual, del 11 por ciento de votos, insuficiente para aliarse con uno de los ganadores.

No obstante, no se descartan las sorpresas ante más de un millón de indecisos y los aspirantes a estos comicios han coincidido sólo en un punto: que no respetarán el cierre oficial de la campaña electoral, sino que continuarán incluso hoy y hasta el mismo cierre de los colegios electorales luchando febrilmente por cada voto.