Público
Público

El cólera mata a 292 haitianos e incrementa la alerta máxima entre las autoridades

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La penetración hasta Puerto Príncipe del brote de cólera, que ha causado hasta ahora la muerte de 292 personas, particularmente en zonas del norte y el este de Haití, incrementa la alerta máxima entre las autoridades sanitarias, que se enfrentan a una epidemia de grandes proporciones.

El director general del Ministerio de Salud Pública y de Población, Gabriel Timothée, afirmó en conferencia de prensa que la epidemia ya está presente en el territorio, por lo que habrá que mantener una vigilancia constante para frenar su avance.

Aunque reiteró que hay un cierto nivel de control de la enfermedad, dijo que "queda mucho por hacer" ante esta situación, cuyo origen puede estar asociado a la posible contaminación del agua del río que atraviesa Artibonite (norte), la zona más afectada por el brote.

Timothée afirmó, además, que el empobrecido país no puede efectuar las investigaciones sobre las causas de la supuesta contaminación del río Artobonite solo, por lo que apeló a la ayuda internacional.

En ese sentido, dijo que están recibiendo la colaboración de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización en Haití (MINUSTAH).

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó hoy desde Washington de que la epidemia de cólera en Haití, se propaga "a velocidad explosiva" y que espera que sigan apareciendo casos "durante años".

Desde el 19 de octubre, cuando se identificaron los primeros casos de cólera en Artibonite, se han confirmado 4.147 casos, la mayoría en esa región, pero también en el este, el oeste y se informó de algunos casos sospechososs en el noroeste.

"El cólera ya está aquí y no se irá", reconoció Gabriel Timothée, aunque observó también "una tendencia a la disminución de los muertos".

El médico reconoció asimismo el temor que se ha apoderado de la población ante una eventual propagación del brote, pero aconsejó a sus compatriotas que no caigan en la estigmatización y que mantengan las medidas de higienes relacionadas con la prevención de la enfermedad.

"Hay que estar atento. Toda la diarrea no es cólera", subrayó, al tiempo que instó a la población a lavarse contínuamente las manos.

El director general de MSPP añadió que durante una reunión celebrada ayer en el palacio presidencial con las autoridades locales, éstas expresaron que están a favor de poner en cuarenta a los afectados, pero argumentó que se puede "controlar" la epidemia sin llegar a esta medida.

Asimismo, informó de que avanza el establecimiento del sistema de Centros de Cuidado de Cólera (CTC) y que varios de ellos empezaron a funcionar, particularmente en regiones del oeste y del norte.

Tres centros de este tipo fueron establecidos en Puerto Príncipe, donde ayer se confirmó el primer caso del brote, así como en Léogane (oeste), Puilboreau, Lestère y Saint Marc (norte).

En Saint Marc, las autoridades se vieron obligadas a cambiar el lugar en el que iban a instalar el centro, ante la oposición de la comunidad.

Claude Suréna, de la Asociación Medica Haitiana (AMH), contraparte del gobierno en el programa de lucha contra la epidemia, abogó por hoy "un acercamiento con la comunidad" en la estrategia de establecer los CTC.

También insistió en la capacitación de agentes comunitarios y la integración del sector privado en las medidas para combatir la epidemia.

La Cámara del Comercio y de las Industrias de Haití (CCIH) ofreció hoy un terreno en el oeste de la capital para instalar un hospital de campaña para cuidar afectadas por el brote.

Este hospital será construido por Médicos Sin Fronteras de España, agregó la fuente.

"El sector privado está interesado en colaborar en las actividades de prevención y, sobretodo, disminuir la mortalidad en las zonas ya afectadas", declaró a periodistas el presidente de la CCIH, Reginald Boulos.

Indicó que varias empresas haitianas están enviando desde el 19 de octubre, agua, productos de rehidratación y desinfección de agua y otros materiales en las zonas afectadas por la epidemia.

"Nos hemos organizamos para que cada día lleguen los productos" en estas zonas, dijo.

El sector privado decidió también equipar un hospital que fue desinfectado en Bon Repos (periferia norte de la capital) para que pueda funcionar un CTC en este lugar.

Boulos anunció, además, que los empresarios decidieron participar en la campaña de comunicación sobre la enfermedad, ofreciendo espacios pagados en los medios de comunicación.

"No hay que esperar a que la epidemia se extienda en Puerto Príncipe para empezar a reflexionar", dijo Boulos, quien saludó el trabajo de las autoridades de salud.

La representante de la Organización Mundial de Salud (OMS),Lea Guido, que intervino junto a Timothée en la rueda de prensa, aplaudió la existencia de una estrategia nacional para afrontar la situación actual. "Es fundamental", agregó.