Público
Público

El colesterol alto ¿está asociado con el tabaquismo materno?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Lynne Peeples

La idea de que los bebéspequeños al nacer corren riesgo de ser adultos con colesterolalto es aplicable sólo para los hijos de mujeres que fumarondurante el embarazo.

Cada vez existen más pruebas de la relación entre nacerpequeño para la edad gestacional (SGA, por sus siglas eninglés) y el colesterol alto en la edad adulta, indicóXiaozhong Wen, de la Escuela de Medicina de Harvard, enBoston.

Pero con su equipo se preguntó si ese riesgo aumenta enciertos grupos de personas nacidas SGA o en el percentil 10 másbajo para la edad gestacional.

¿Podría el tamaño al nacer superar la influencia de losfactores ambientales coexistentes que disparan esta condición,que genera enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular(ACV)? Por ejemplo, el tabaquismo materno durante el embarazoes un determinante importante de SGA en los paísesdesarrollados.

El equipo estudió los registros de nacimiento y los nivelesde colesterol de 1.370 adultos de 39 años, en promedio. El 25por ciento (345) dijo que tenía colesterol alto (el 34 porciento en adultos nacidos SGA y el 24 por ciento de los nacidoscon la talla normal).

Pero sólo en los adultos nacidos SGA y cuyas madres habíanfumado durante el embarazo era alto el riesgo de tenercolesterol elevado.

Tras eliminar otros factores que podían causar confusión,los participantes que habían estado expuestos a una cantidadexcesiva de humo de tabaco en el útero materno (por lo menos 20cigarrillos diarios) tenían 2,5 veces más riesgo de tenercolesterol alto.

El tabaquismo materno moderado (entre 1 y 19 cigarrillosdiarios) aumentó 1,7 veces ese riesgo.

En cambio, aquellos que habían nacido SGA de madre nofumadora no tenían más riesgo de desarrollar colesterol altoque el grupo que había nacido con talla normal, precisó elequipo en la revista Epidemiology.

Y los hijos nacidos con talla normal de fumadoras tampocoeran más propensos a desarrollar colesterol alto que los niñosde madres no fumadoras.

"Parecería que la coexistencia del tabaquismo maternodurante la gestación y nacer SGA es lo que pone en riesgo a loshijos", resumió Wen.

Si bien se necesitan más estudios para confirmar estarelación, el equipo ya está planificando cómo extender suinvestigación a otras enfermedades de los adultos, como lahipertensión, las enfermedades cardíacas, el ACV y ladiabetes.

"Además del tabaquismo materno, existirían otros factoresasociados, como la genética, la nutrición y el estrés, quedeberíamos considerar", dijo Wen. Por ahora, indicó, losresultados son otro motivo para que las embarazadas dejen defumar.

FUENTE: Epidemiology, online 25 de agosto del 2010