Público
Público

Colocan la primera piedra de la controvertida gran mezquita de Colonia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La comunidad musulmana de la ciudad de Colonia (oeste de Alemania) celebró hoy la colocación de la primera de lo que en dos años se convertirá una gran mezquita, un proyecto controvertido por sus dimensiones, que tendrá una cúpula de 37 metros y dos minaretes de 55 metros de altura.

El responsable de Asuntos de Integración de la ciudad, el cristianodemócrata Fritz Schramma (CDU), subrayó en el acto festivo que la arquitectura de la mezquita "simboliza una flor que se abre e invita a conocer su interior" y constituye una señal de que los musulmanes se han integrado en la sociedad alemana.

El proyecto ha levantado fuertes protestas entre la CDU de Schramma, el único de su partido que votó a favor, y la ultraderecha, que llegó a organizar un congreso anti-islam para boicotear la construcción.

La mezquita se erigirá en un antiguo terreno industrial, donde existe una nave que ya en los últimos años había sido utilizada como templo.

La iniciativa para la construcción del nuevo edificio religioso partió de la asociación turco-islámica Ditib, la mayor de sus características en Alemania y que ha hecho varias concesiones para conseguir su objetivo.

Por ejemplo, tuvo que comprometerse a que el sonido de las llamadas a oración desde los minaretes no rebase los límites del recinto, y a que haya una traducción simultánea al alemán de las prédicas religiosas.

En Alemania viven unos cuatro millones de musulmanes, la mayoría de ellos (un 74 por ciento) suníes, seguidos de los alevíes (13 por ciento) y los chiítas (7 por ciento). El 63 por ciento de los musulmanes es de origen turco.