Público
Público

Colombia invita a España a licitar en obras por 1.200 millones de dólares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

(Actualiza con clausura del presidente colombiano, Juan Manuel Santos)

El ministro colombiano de Transporte, Germán Cardona, invitó hoy a empresarios españoles del sector de la construcción a invertir en un paquete de licitaciones para obras de infraestructura que el país andino presentará a concurso próximamente y que está valorado en unos 1.200 millones de dólares.

Cardona inauguró el foro hispano-colombiano sobre infraestructuras y vivienda, en el que participaron más de 130 empresas -85 españolas y 47 colombianas-, al que también asistió el ministro español de Fomento, José Blanco, quien aseguró que Colombia es uno de los países iberoamericanos con mayores "perspectivas de futuro".

El paquete de licitaciones que proyecta el Gobierno colombiano saldrá a concurso en "dos o tres meses", según Cardona, quien añadió que irá seguido de otros de mayor magnitud "para hacer esas obras que el país necesita urgentemente".

Blanco apuntó que "España puede y quiere compartir su experiencia y conocimientos con un país amigo como es Colombia", el cual, opinó, afronta un proceso de desarrollo semejante al que su país experimentó y superó hace décadas gracias al "empuje" del sector privado español.

"(Estas empresas españolas) son responsables de que se hable español cuando nos referimos a alta velocidad ferroviaria, a arquitectura de vanguardia, a energías renovables y a telecomunicaciones", enfatizó.

Resaltó, además, que el ánimo de los inversores se ve favorecido por la impresión de seguridad que se aprecia actualmente en este país andino y por la experiencia acumulada por firmas españolas en Colombia.

Cardona explicó ante empresarios e integrantes del sector público español el Plan de Desarrollo 2011-2014, aprobado por el Congreso colombiano y que proyecta planes de mejoras en materia vial, férrea, fluvial y marítima, portuaria, aeroportuaria y urbana.

El ministro colombiano resaltó la necesidad del desarrollo de una red ferroviaria en su país, asignatura pendiente en materia de transportes, con vistas a agilizar el transporte de hidrocarburos y recursos minerales y agrícolas.

Se refirió también a la construcción de cuatro vías terrestres de doble calzada; el corredor Buenaventura-Bogotá-Cúcuta, que cruza el país de oeste a este, el de los Llanos Orientales al Pacífico (este a oeste), el Troncal de Occidente a lo largo de la cordillera de los Andes y el Troncal del Magdalena o Ruta del Sol, sobre la costa atlántica.

Respecto al desarrollo aeroportuario, destacó la urgencia de una terminal alternativa a Eldorado de Bogotá, y en cuanto al fluvial, barajó la posibilidad de hacer de los ríos Magdalena y Meta una vía de transporte múltiple.

Según el ministro, uno de los grandes retos es hacer frente a los desastres causados por las lluvias en Colombia, en cuya reparación es preciso hacer copiosas inversiones. Para prevenirlas, el Gobierno insistirá en exigir una licencia medioambiental.

Por su lado, la ministra de Vivienda y Medio Ambiente de Colombia, Beatriz Uribe, destacó el "entorno favorable" que experimenta el sector de la construcción en el país andino.

Argumentó que las estadísticas de licencias, iniciaciones, crédito hipotecario y ventas arrojaron máximos históricos durante el actual Gobierno.

Recordó que el Gobierno colombiano se comprometió a construir un millón de hogares en el periodo comprendido entre 2010 y 2014, de las que Uribe espera que el 70 % sean de protección social.

Al final de la jornada, las empresas participantes mantuvieron cerca de 170 citas bilaterales, que en su mayoría constituyeron un primer encuentro entre firmas, por lo que no hay cifras oficiales de expectativas de negocio.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, consideró que si un 20 % de esas 170 citas se traducen en alianzas y en obras, "pues sería maravilloso".

Reiteró su invitación a inversores extranjeros a participar en el desarrollo del país y optó por el modelo de concesión como mejor fórmula.

"Nuestro ideal, la hora que más nos gusta, es cuando viene cualquier inversionista sea nacional o extranjero y nos dice: 'yo estructuro, yo construyo y yo opero esa concesión'. (...) Todo lo que se pueda hacer por concesión bienvenido sea", señaló.