Público
Público

Colombia ordena la excarcelación de dos líderes de las FARC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Colombia ordenó la excarcelación de dos ex jefes de las FARC, incluida una mujer que fue considerada por el Ejército como una de las comandantes rebeldes más crueles y sanguinarias, dentro de su estrategia para estimular las fugas y deserciones en la guerrilla.

La decisión de conceder la libertad condicional a Elda Neyis Mosquera García, alias "Karina", y a Raúl Agudelo Medina, pese a que tienen procesos criminales y condenas por asesinatos y secuestros, forma parte de una iniciativa del presidente Alvaro Uribe para debilitar a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El Gobierno dijo el jueves que Mosquera y Agudelo expresaron "su voluntad de paz y de contribuir a la aplicación efectiva del derecho internacional humanitario, así como su compromiso de renunciar a toda actividad ilegal, de reincorporarse a la vida civil, y de colaborar con la justicia".

"Están en curso dos decretos que otorgan libertad condicional a dos importantes guerrilleros, para que se conviertan en gestores de paz", declaró el ministro del Interior y de Justicia, Fabio Valencia.

El ministro aseguró que el Gobierno les brindará todas las condiciones de seguridad para que cumplan el compromiso que asumieron, mientras que las autoridades carcelarias mantendrán sobre ellos una vigilancia permanente.

"Karina", que se entregó al Ejército en mayo de 2008, fue condenada en febrero por un juez a 33 años de cárcel por su participación en un ataque a un pueblo del departamento de Caldas donde murieron 12 policías y 2 civiles.

MANO TENDIDA EN MEDIO DE OFENSIVA

Uribe, que impulsa una ofensiva militar contra las FARC con el apoyo de Estados Unidos, ha ofrecido beneficios jurídicos a los guerrilleros que abandonen la lucha armada, y se ha comprometido a otorgarles libertad condicional aunque estén implicados en delitos de lesa humanidad y reciban condena.

En diciembre viajó a Francia Wilson Bueno Largo, alias "Isaza", un guerrillero de las FARC al que el Gobierno le otorgó beneficios jurídicos y le pagó una millonaria recompensa como premio por fugarse en compañía de un ex congresista que llevaba más de ocho años secuestrado.

En medio de la ofensiva oficial, importantes comandantes de las FARC han perdido la vida en los últimos dos años en bombardeos y ataques de las Fuerzas Militares, mientras que miles de rebeldes han desertado estimulados por el programa del Gobierno que también ofrece educación, salud y empleo.

El grupo guerrillero mantiene secuestrado a 22 efectivos del Ejército y de la Policía que busca intercambiar por 500 rebeldes encarcelados.

Adicionalmente, mantiene cautivos en sus campamentos en medio de la selva a cientos de civiles por los que exige millonarios rescates.

La legislación colombiana prohíbe el indulto y las amnistías a personas implicadas en delitos atroces, por lo que el presidente ha recibido fuertes críticas con el argumento de que viola las normas vigentes.