Público
Público

Colonos judíos impiden la entrada a los supervisores de la moratoria de asentamientos en Cisjordania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Colonos judíos impidieron hoy la entrada a varios asentamientos a los supervisores del Ministerio israelí de Defensa que deben vigilar el cumplimiento de la moratoria declarada por el primer ministro, Benjamín Netanyahu, en las actividades de construcción en Cisjordania.

Los inspectores llegaron esta mañana al asentamiento de Gush Talmonim, al norte de la ciudad palestina de Ramala, para verificar los proyectos en construcción y allí se encontraron con una manifestación de colonos que les impidió el acceso, informa la edición electrónica del diario Haaretz.

El pasado miércoles, Netanyahu anunció una moratoria parcial en la construcción dentro de las colonias en territorio ocupado con el fin de intentar convencer a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) de que vuelva a la mesa de negociación.

Esta moratoria, insuficiente para los palestinos, ha sido rechazada también por los colonos, que amenazan con tomar medidas de fuerza.

En otro incidente registrado también hoy, el alcalde del bloque de asentamientos de Gush Etzión, Shaul Goldstein, salió al paso de otros inspectores para impedirles el acceso a la colonia de Har Giló y en la de Kiriat Arbá, cerca de Hebrón, se produjo un primer brote de violencia.

Decenas de colonos de ese asentamiento, de los más radicales de Cisjordania, se enfrentaron a varios supervisores que intentaban paralizar una obra, y llevarse herramientas y equipos.

"Queremos que desaparezcan de la misma forma que han venido", manifestó Malaji Levinguer, alcalde del municipio.

Para Goldstein, "esta moratoria es tan grave como la evacuación de asentamientos de Gush Katif (Gaza)", por lo que van a hacer todo lo posible para impedir su cumplimiento.

Distintos grupos y asociaciones de colonos han comenzado a preparar todo tipo de medidas contra los supervisores, que a veces irán sin escolta y otras acompañados por soldados.

El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, visitó esta mañana la principal base militar israelí en Cisjordania para hablar con los soldados que se encargarán de la vigilancia y del orden durante estos diez meses.

"Las decisiones del Gobierno hay que cumplirlas y lo haremos plenamente de forma que se garantice también al máximo el diálogo con los colonos", dijo Barak a los militares.