Público
Público

Colonos judíos queman una mezquita palestina

Se multiplican los actos vandálicos desde los asentamientos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo de colonos judíos destruyó ayer una mezquita de Yasuf, un pueblo de 2.000 habitantes del norte de Cisjordania, y luego regresó a los asentamientos donde residen sus integrantes sin que la Policía israelí lograra detenerlos. La acción suscitó una cadena de condenas verbales y originó una manifestación de cientos de aldeanos palestinos que fue dispersada por el Ejército israelí con gases lacrimógenos y balas de goma.

Según los vecinos de Yasuf, los colonos llegaron al pueblo hacia las cuatro de la madrugada, se dirigieron a la mezquita y prendieron fuego a las alfombras y a varios estantes que contenían libros sagrados, incluidos ejemplares del Corán. Los hechos fueron confirmados por un portavoz del Ejército israelí, quien dijo que los militares están investigando lo ocurrido.

En los últimos días se han multiplicado los actos de vandalismo protagonizados por colonos en el norte de Cisjordania, aunque no consta que los soldados hayan practicado ninguna detención. La semana pasada, no muy lejos de Yasuf, un grupo de colonos fuertemente armados prendió fuego a varios vehículos y tractores, obligando a sus dueños a permanecer encerrados en sus casas.

Ayer, los colonos escribieron en las paredes de la mezquita de Yasuf varias consignas en hebreo, como 'Os vamos a quemar a todos' y 'Preparaos para pagar el precio', en alusión a las represalias que quieren tomar por la decisión del Gobierno de Binyamin Netanyahu de reducir la construcción en las colonias judías, una medida que en la práctica no se está aplicando, ya que las obras siguen adelante en la mayoría de los asentamientos.

'El incendio de la mezquita de Yasuf es un crimen despreciable de colonos que actúan con brutalidad', declaró el presidente palestino, Mahmud Abás, en una patética encarnación de la impotencia política. 'La responsabilidad es del Gobierno israelí y del Ejército de ocupación, que debe detener inmediatamente los ataques contra el pueblo palestino', añadió Abás.

El ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, condenó el ataque, diciendo que su objetivo es detener lo que está haciendo Israel por su futuro. El Ejército aseguró que detendrá a los autores. Según un grupo humanitario israelí, nueve de cada diez ataques de los colonos nunca llegan a los tribunales.