Público
Público

El 'comando Vizcaya' tenía al cuartel de Burgos en su lista de objetivos

En junio del año pasado, el presunto jefe militar de ETA ordenó al jefe del 'comando Vizcaya' que elaborara información detallada sobre la cas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El 'comando Vizcaya' de ETA liderado por el etarra Arkaitz Goikoetxea, desmantelado por la Guardia Civil hace exactamente un año y uno de los más activos desde el final de la última tregua de ETA, tenía al cuartel del instituto armado en Burgos entre su lista de objetivos.

Así se desprende del auto del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón que envió a prisión en julio del año pasado a siete de los presuntos integrantes del comando y que detallaba los planes del llamado complejo Vizcaya de ETA.

En junio del año pasado, el presunto jefe militar de ETA, Garikoitz Aspiazu Txeroki, ordenó al jefe del comando Vizcaya que elaborara información detallada sobre la casa-cuartel de Burgos, que hoy ha sufrido un atentado con furgoneta-bomba.

No en vano, este grupo tiene en su historial tres atentados con explosivos contra tres dependencias de la Guardia Civil, que fue precisamente la fuerza de seguridad encargada después de desmanelar el comando.

El primero de estos atentados se produjo en agosto de 2007 contra el cuartel de Durango (Vizcaya); el segundo tuvo como objetivo el cuartel de Calahorra (La Rioja), en marzo de 2008, y el último fue perpetrado contra la casa cuartel de Legutiano (Álava) y costó la vida del agente Juan Manuel Piñuel.

El desmantelado comando Vizcaya también planeaba una cadena de atentados en lugares de ocio, centros comerciales y hoteles de Andalucía a partir del mes de agosto del año pasado y tenía órdenes de realizar seguimientos al diputado general de Álava, Ramón Rabanera.

En su año y medio de actividad, la dirección de ETA también ordenó al comando realizar seguimientos e informaciones sobre empresas relacionadas con el Tren de Alta Velocidad, casas del Pueblo del PSOE, sedes del PP y comisarías de la Ertzaintza.