Público
Público

Comandos israelíes se hicieron con material nuclear antes de atacar a Siria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Comandos israelíes se hicieron con material nuclear de origen norcoreano en una incursión a una base militar secreta siria antes de que Israel la bombardeara, informa hoy el dominical "Sunday Times".

El periódico, que cita fuentes de Washington y Jerusalén, afirma que el ataque se lanzó, con aprobación de EEUU, el 6 de septiembre después de que se presentasen pruebas a la Casa Blanca de que el material en cuestión estaba relacionado con un supuesto programa nuclear sirio.

Según esas fuentes, pudo establecerse el origen norcoreano del material, lo que suscitó temores en Israel y Estados Unidos de que Siria se hubiese unido a Pyongyang y a Teherán en sus esfuerzos por hacerse con la bomba nuclear.

Fuerzas especiales israelíes se dedicaron durante meses a obtener pruebas de esas actividades en Siria y localizaron finalmente el material en una base cerca de Dayr az-Zwar, en el norte del país.

El gobierno israelí informó al presidente de EEUU, George W. Bush, este verano de que tenía pruebas de la presencia en Siria de personal norcoreano.

Según una fuente estadounidense, la Casa Blanca insistió en ver esas pruebas antes de dar luz verde a la operación israelí.

Se cree que funcionarios norcoreanos murieron en el ataque israelí contra la base siria, dice el periódico, según el cual es lo que se desprende de ciertos informes llegados a gobiernos asiáticos sobre conversaciones entre funcionarios chinos y norcoreanos.

La pasada semana, un alto funcionario sirio, Sayeed Elias Daoud, director del partido Baas Árabe Sirio, voló a Pyongyang vía Pekín, lo que, según "The Times", refuerza la opinión de que los dos gobiernos tratan de coordinar una respuesta al ataque israelí.

El periódico británico señala que los comandos israelíes que participaron en la primera operación pertenecían a la unidad de élite Sayeret Matkal y seguramente iban vestidos con uniformes del Ejército sirio.

Israel, que bombardeó en 1981 el reactor nuclear iraquí de Osirak, situado a unos 30 kilómetros al sur de Bagdad, no estaba dispuesto a tolerar que Siria se dotase del arma nuclear y preparó un ataque contra la base militar secreta.

La base quedó totalmente destruida tras el ataque, llevado a cabo el pasado 6 de septiembre con F-151 de la fuerza aérea israelí, en una operación dirigida personalmente por el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak.