Público
Público

Combates en Congo antes de la reunión entre ONU y rebeldes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Horas antes de que el ex presidente nigeriano Olusegun Obasanjo, enviado de paz de Naciones Unidas, se reúna el domingo con el líder rebelde Laurent Nkunda en la República Democrática del Congo, volvieron a desatarse fuertes enfrentamientos, según la ONU y testigos.

No estaba claro de inmediato quiénes participaban en los combates. Era posible escuchar a la artillería y disparos de armas pequeñas desde por la mañana en la aldea de Ndeko, a unos 110 kilómetros al norte de Goma, la capital de la provincia Kivu del Norte.

Obasanjo debe reunirse con Nkunda el domingo por la mañana, a unos 60 kilómetros al sureste de Ndeko, en su esfuerzo por poner fin a semanas de enfrentamientos entre los rebeldes de Nkunda y el Ejército. La violencia ha desplazado a unas 250.000 personas, creando un desastre humanitario.

"Hay muchos combates en desarrollo. Están usando armas pesadas, cohetes y artillería, así como armas pequeñas", dijo un testigo a Reuters en un camino al sur de Ndeko.

La misión de paz de la ONU también confirmó los enfrentamientos.

"Hemos tenido información de fuertes combates desde las siete de la mañana (0500 GMT) en Ndeko. Hemos enviado una patrulla para ver qué ocurre", dijo el portavoz, teniente coronel Jean-Paul Dietrich.

Naciones Unidas no pudo confirmar quiénes participaban en los enfrentamientos del domingo, tampoco el testigo, pero los combatientes de Nkunda han luchado anteriormente con soldados del Gobierno y rebeldes hutu de Ruanda, conocidos como FDLR, en la zona.

Nkunda acusa al presidente de la República Democrática del Congo, Joseph Kabila, de armar y usar al FDLR para combatir junto a su débil y caótico Ejército. Kabila, en tanto, acusa a su vecino Ruanda de apoyar la rebelión de cuatro años de Nkunda.

El líder rebelde se alzó en armas inicialmente argumentando que luchaba para proteger a los tutsis en la República Democrática del Congo de los ataques del FDLR, pero después de llegar a las puertas de Goma el mes pasado, está pidiendo negociaciones directas con el presidente.

Hasta el momento Kabila se ha negado y existen el temor de que los combates se conviertan en un conflicto similar a la guerra de 1998 a 2003 en Congo, en la que participaron seis ejércitos de la región y murieron más de cinco millones de personas, principalmente por hambre y enfermedades.