Público
Público

Los que comen arroz integral tenderían a no desarrollar diabetes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Megan Brooks

Entre los amantes del arroz,aquellos que consumen la versión integral tendrían menos riesgode tener diabetes que los que prefieren el blanco, informó unequipo en Boston.

En un grupo de más de 197.000 adultos en Estados Unidosseguidos durante 22 años, el consumo de arroz blanco refinadoestuvo asociado con una mayor probabilidad de desarrollardiabetes tipo 2, mientras que el de arroz integral estuvorelacionado con una reducción de ese riesgo.

La diabetes tipo 2 aumenta los niveles de azúcar en sangrepor la incapacidad del organismo de procesarla adecuadamente.Se puede controlar con dieta, ejercicio y fármacos.

"La población debería prestar atención a los carbohidratosy reemplazar los refinados, como el arroz blanco, con granosintegrales", dijo a Reuters Health Qi Sun, de la Escuela deSalud Pública de Harvard y del Brigham and Women's Hospital.

Las guías alimentarias de Estados Unidos recomiendan quepor lo menos la mitad de los carbohidratos de la dietaprovengan de granos integrales.

Cada vez más estadounidenses están comiendo arroz, señalóel equipo de Sun. Según el Departamento de Agricultura deEstados Unidos, el consumo de arroz se triplicó desde 1930.

Pero la mayoría del grano consumido es blanco refinado, alque se le extraen la fibra, las vitaminas y los mineralesdurante el procesamiento. Su consumo también puede provocar másincrementos de azúcar en sangre que el arroz integral.

El equipo analizó la ingesta de arroz y el riesgo dediabetes en unos 40.000 hombres y más de 157.000 mujeres entres prolongados estudios de médicos y enfermeras. De ellos,10.507 desarrollaron diabetes tipo 2 durante el seguimiento.

En los tres estudios, una mayor cantidad de arroz blanco enla dieta estuvo asociada con un aumento del riesgo de sufrirdiabetes tipo 2, publicó Archives of Internal Medicine.

Tras considerar varios factores del estilo de vida, losparticipantes que más arroz blanco comían (por lo menos cincoporciones semanales) tenían un 17 por ciento más riesgo dedesarrollar la enfermedad que los que consumían menos de unaporción mensual.

En cambio, consumir dos o más porciones de arroz integralpor semana, comparado con menos de una porción mensual, estuvoasociado con un 11 por ciento menos riesgo de desarrollardiabetes tipo 2.

El efecto protector de un alto consumo de arroz integral"no fue enorme, pero sí significativo", dijeron los autores.

Reemplazar un tercio de una porción diaria de arroz blanco(50 gramos) con la misma cantidad de arroz integral reduciríaun 16 por ciento el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2,estimaron. Y sustituirlo con granos integrales disminuiría eseriesgo un 36 por ciento.

Mientras que el arroz blanco aportó menos del 2 por cientode las calorías totales, el arroz integral contribuyó con menosdel 1 por ciento. Sun destacó que, tras controlar variosfactores que podían modificar los resultados, éstos semantuvieron.

Es posible que consumir más arroz integral señale un estilode vida más saludable. Y, de hecho, los participantes que loingerían en gran cantidad tenían hábitos más saludables.

FUENTE: Archives of Internal Medicine, 14 de junio del2010.