Público
Público

Comenzó la reunión entre los presidentes de EEUU y Rusia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La reunión entre los presidentes de EEUU, George W. Bush, y Rusia, Vladímir Putin, comenzó hoy en Sochi (Rusia), para tratar de fijar un marco para la relación de sus países una vez ambos hayan abandonado el cargo.

La reunión entre Bush y Putin, que comenzó sobre las 10.00 horas locales (6.00 GMT), continuará con otra una hora más tarde entre Bush y el presidente electo ruso, Dmitri Medvédev, quien asumirá el cargo el próximo 7 de mayo.

En la agenda de la reunión está la redacción de un "marco estratégico" que sirva de guía en cuatro áreas a las relaciones de los dos países bajo el mando de Medvédev y el sucesor de Bush: la seguridad, la no proliferación de armas de destrucción masiva, la economía y la lucha contra el terrorismo.

Podría haber igualmente una mención a una futura cooperación en el área de defensa antimisiles, pero no el acuerdo al que aspiraba la Casa Blanca antes de que Bush comenzara el lunes pasado su gira por Europa del Este.

Bush logró esta semana en la cumbre de la OTAN en Bucarest el visto bueno de los aliados al escudo antimisiles que EEUU planea en la República Checa y Polonia, y que Moscú considera una amenaza contra su territorio.

La portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, ha advertido de que es "prematuro" esperar un acuerdo sobre el escudo.

Perino ha adelantado que en sus conversaciones Bush también sacará a relucir lo que considera un recorte de las libertades en Rusia, uno de los puntos de fricción en las relaciones.

Otros asuntos espinosos en la relación son la independencia de Kosovo, apoyada por EEUU, y la ampliación de la OTAN hacia el Este, que Bush ha defendido sin reservas.

Durante su participación en la cumbre de la OTAN, los aliados se comprometieron a incorporar en el futuro a Ucrania y Georgia, dos repúblicas ex soviéticas, aunque retrasaron el ofrecerles un "plan de acción", una hoja de ruta para el ingreso pleno.

La oposición de Rusia a cualquier acercamiento de la OTAN a esas repúblicas se considera la razón de fondo por la cual algunos aliados se declararon en contra del "plan de acción", uno de los grandes objetivos que Bush llevaba a Bucarest.