Público
Público

Los comerciantes sufrieron unas rebajas flojas y auguran una temporada de invierno estable

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Representantes de los comerciantes de Castilla y León, a menos de dos semanas de finalizar la campaña de rebajas de verano, han calificado la temporada como "floja" con un descenso en las ganancias calculado entre el dos y el diez por ciento, dependiendo de provincias, y han augurado un invierno "estable" en ventas.

De los representantes de este sector consultados por EFE en las nueve provincias de la Comunidad, el vicepresidente de la Federación de Comerciantes de Valladolid (Fecosva), Jesús Herrera, ha considerado que el descenso durante el verano no parece muy fuerte, aunque ha matizado que "se está comparando con unas de las peores rebajas de la historia, las de 2009", en las que las ventas cayeron hasta un veinte por ciento.

La crisis económica, que sigue afectando al consumo, así como la falta de confianza de los consumidores son los principales motivos de los resultados negativos en estas rebajas estivales, han señalado representantes de los comerciantes de Segovia y León, respectivamente.

A pesar de que se ha mantenido el nivel de ventas, los resultados económicos han sido inferiores que 2009, debido a que "la reducción de precios ha sido mayor que en el año anterior", ha explicado a Efe el presidente de la Federación de Empresarios de Comercio de la Confederación Abulense de Empresarios (Confae), Jesús Notario.

En el mismo sentido, el representante de Fecosva, ha precisado que la fuerte competencia y el miedo a volver a sufrir el acusado descenso en las ventas del año anterior han obligado a los comerciantes a bajar los precios.

Igual que en las tres temporadas pasadas, la campaña de rebajas ha sido muy agresiva, con descuentos muy pronunciados, pero "apenas ha habido clientes en los comercios", ha indicado el vicepresidente de la federación de Comercio de Soria (FecSoria), Adolfo Sainz .

En cuanto a los sectores peor parados en estas rebajas varían en función de las comunidades, Valladolid ha visto descender entre un diez y doce por ciento las ventas en el calzado y los complementos, según Herrero, mientras que en Ávila, los electrodomésticos y la confección han sido los más afectados, ha concretado Notario.

Ante la campaña de invierno, los comerciantes confían en que el consumo se estabilice y recuperen algo de margen en las ventas, sin embargo creen que medidas como la reciente subida del dos por ciento del IVA "no es oportuna" y en "momentos como estos resulta contraproducente", ha indicado el representante de los comerciantes de Ávila.

La subida del IVA no ha afectado mucho a estas rebajas ya que los productos que se ofrecen se adquirieron antes de julio, sin embargo, los comerciantes creen que puede ser un factor psicológico que afecte al consumidor por el miedo a comprar.

Los comerciantes han tomado medidas para mantener las ventas, y a partir de julio han asumido el aumento del IVA. Por su parte "está todo hecho", según el presidente de la Comisión de Comercio Interior de la Cámara de Comercio de León, Alfredo Martínez.

Con esta medida esperan que los precios se mantengan como están y ayuden a los consumidores a recuperar la confianza en el consumo.

La presidenta de la Federación de Comerciantes de Palencia (Fecopa), Nieves Martín, ha demandado al Gobierno de la nación políticas de responsabilidad económica y social y "que dejen las políticas tremendistas para otro momento".

Los consumidores, por su parte, han vivido las rebajas estivales "sin pena ni gloria", sin muchos cambios respecto a años anteriores, ha explicado a EFE el presidente de la Unión de Consumidores de Castilla y León, Prudencio Prieto.

"Las rebajas no tienen la credibilidad que tenían", ha opinado Prieto, quien ha criticado los supuestos "abusos de unos pocos comercios en detrimento de muchos" en la campaña estival.

El representante regional de los consumidores no cree que los comerciantes hayan bajado los precios para beneficiar a los consumidores, sino porque han percibido que "el poder adquisitivo de los ciudadanos es menor".

"No se puede ningunear al consumidor, no admitir devoluciones, no aceptar tarjetas de crédito,subir el precio para luego bajarlo...", ha apuntado Prieto, quien ha opinado que, si el pequeño comercio no cumple con sus obligaciones, echarán a los consumidores en manos de las grandes superficies y "las rebajas terminarán desapareciendo".

DISPLAY CONNECTORS, SL.