Público
Público

Los comerciantes trasladarán sus quejas al Ayuntamiento por no avisarles del rodaje Almodóvar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los comerciantes de la céntrica Rúa do Vilar, en pleno casco histórico de Santiago, planean trasladar al Ayuntamiento sus quejas por el corte, el pasado día 23, de la vía sin previo aviso, para que Pedro Almodóvar pudiese rodar su próxima película 'La piel que habito'.

El equipo del director manchego tenía previsto retomar esta tarde, en la misma calle, el rodaje de su décimo octava película, ante lo que varios empresarios habían amenazado con hacer una sentada, ante las molestias derivadas de la filmación.

Sin embargo, fuentes de la asociación de comerciantes indicaron que la productora comunicó que el rodaje, que iba a comenzar sobre las 20:00 horas, se había suspendido, lo que no ha sido confirmado por la productora El Deseo, que tiene permiso para hacerlo hasta las cinco de la próxima madrugada.

No obstante, por ahora ningún equipo se ha presentado en esta céntrica calle compostelana. El cineasta manchego inició el pasado lunes en Compostela la grabación de su nueva propuesta audiovisual, lo que causó el malestar de los comerciantes del centro histórico, enfadados con el Ayuntamiento por la falta de información sobre los cortes de circulación registrados ese día en la zona.

Comerciantes y dependientes, como Ana Buján, dependienta de una tienda de ropa, expresaron hoy a Efe su descontento por la falta de información, ya que aquel día "estuvimos de brazos cruzados" y fue "una tarde de ventas como si tuvieras la tienda cerrada".

Dolores, de otro comercio cercano, añade que el principal problema "fue la falta de información", porque a las 18:00 horas comenzó la grabación, momento en el que "teníamos todos los negocios abiertos". Los policías "vaciaron la calle porque en la película necesitaban que apareciese vacía, motivo por el cual "otros comercios y yo nos quedamos aislados" por el corte de la calle.

Más radical es Mercedes, de una tienda de regalos, quien exclama: "¡Que venga quien quiera, pero que filmen de noche o que filmen en pleno invierno, pero no en el mes de agosto porque es plena temporada¡".

Los comerciantes se muestran de acuerdo en presentar una queja conjunta al ayuntamiento con las perdidas ocasionadas a cada para poder obtener algún tipo de indemnización.