Público
Público

Comienza en Copenhague la mayor cumbre sobre el clima

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La mayor cumbre de la historia sobre el clima comenzó el lunes con una descarnada advertencia de la ONU sobre el riesgo de la desertificación y el aumento del nivel de los mares, mientras los anfitriones daneses aseguraron que es posible llegar a un acuerdo.

Políticos y científicos instaron a que el encuentro, que tendrá lugar hasta el 18 de diciembre y al que asisten 15.000 delegados de cerca de 190 países, se acuerden medidas inmediatas para limitar la emisión de gases de efecto invernadero, señalados como responsables del calentamiento global.

También hicieron un llamamiento para que los gobiernos destinen miles de millones de dólares en asistencia y tecnología para que los países pobres puedan hacer frente al cambio climático.

El primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen, dijo que 110 dirigentes mundiales, entre ellos el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, asistirán a la finalización de la cumbre.

"Un acuerdo esta dentro de nuestro alcance", indicó. Sin embargo, las negociaciones deberán superar una profunda desconfianza entre los países ricos y pobres sobre la forma de compartir el coste del recorte de las emisiones, generadas principalmente a partir de la quema de combustibles fósiles.

La presencia de tantos líderes mundiales implica "una oportunidad que el mundo no puede permitirse perder", dijo Rasmussen el encuentro que espera reemplazar el existente Protocolo de Kioto, que expira en 2012.

Por su parte, el jefe del Secretariado de Cambio Climático de la ONU, Yvo de Boer, enfatizó la necesidad de adoptar compromisos: "Tras dos años de negociaciones ha llegado el momento de pronunciarse".

El líder del panel de científicos de clima de la ONU, Rajendra Pachauri, agregó que se necesitan medidas para evitar que se intensifiquen ciclones, olas de calor, inundaciones y para eludir la posible pérdida de la capa de hielo de Groenlandia, que podría implicar un aumento de siete metros del nivel de los mares.

Agregó que incluso con una meta ampliamente aceptada de limitar el calentamiento a un máximo de dos grados centígrados sobre niveles pre industriales, eso podría llevar a un aumento de los mares que "podría sumergir varias pequeñas islas-Estado y Bangladesh".

"Ahora es aplastante la evidencia de que el mundo se beneficiaría ampliamente de adoptar acciones anticipadas y que el retraso sólo supondría costes en términos económicos y humanos que se volverían progresivamente altos", expresó.

PIDEN EL LIDERAZGO DE LOS RICOS

Por su parte naciones en desarrollo instaron a países ricos a que asuman el liderazgo de acciones para disminuir el calentamiento. Kevin Conrad, delegado de Papúa Nueva Guinea, enfatizó que algunos pequeños Estados "podrían desaparecer pronto (y) para siempre" si no se adoptan acciones.

Naciones africanas indicaron que afrontan los peores riesgos de la desertificación e inundaciones.

La asistencia de los dirigentes y los compromisos de reducción de los principales emisores, encabezados por China, Estados Unidos, Rusia e India, han aumentado las esperanzas de un acuerdo después de dos años de lentas negociaciones.

Sudáfrica agregó nuevo impulso diciendo el domingo que reduciría sus emisiones de dióxido de carbono un 34 por ciento por debajo de los niveles previstos para 2020, si los países ricos proporcionaban ayuda financiera y tecnológica.

El objetivo de Copenhague es lograr un acuerdo políticamente vinculante y un nuevo plazo en el 2010 para detalles legales.

Unos 56 periódicos de 45 países, incluyendo The Guardian, Le Monde, El País y el Toronto Star publicaron el lunes un editorial conjunto instando a líderes mundiales a tomar acción decisiva.

"La humanidad afronta una profunda emergencia. A menos que nos unamos para tomar una acción decisiva, el cambio climático devastará nuestro planeta", indicó el editorial.