Público
Público

Comienza la cumbre del G-8 centrada en las medidas de salida de la crisis

La cumbre en la ciudad italiana de L'Aquila se alargará hasta el próximo viernes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del 'Grupo de los Ocho' (G8) comenzó este miércoles en la ciudad italiana de L'Aquila tras la llegada de todos los líderes políticos de las siete potencias económicas mundiales, más Rusia y la Unión Europea (UE).

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, recibió en el cuartel de la Guardia de Finanzas de L'Aquila, sede de la cumbre, a los mandatarios, quienes llegaron hasta el centro de encuentros a bordo de pequeños vehículos eléctricos que dan muestras del compromiso con el medioambiente de este G8.

Con un apretón de manos y una foto oficial, Berlusconi recibió al presidente estadounidense, Barack Obama, quien aterrizó alrededor de las 10.15 horas (08.15 GMT) en el aeródromo militar de Pratica di Mare, al sur de Roma, junto a su esposa y sus dos hijas.

El último en llegar a la capital italiana y después al cuartel de la Guardia de Finanzas de L'Aquila, la central operativa durante el terremoto que azotó el centro de Italia el pasado 6 de abril, fue el presidente francés, Nicolás Sarkozy, cuya esposa, Carla Bruni, no está previsto que llegue hasta mañana.

Sarkozy llegó a L'Aquila cuando el resto de líderes del G8 y el presidente de la Comisión Europea (CE), Durao Barroso, y el presidente de turno de la Unión Europea (UE), el sueco Fredrik Reinfeldt ya hojeaban algunos libros que el Gobierno italiano les ha regalado como obsequio por la cumbre.

La canciller alemana, Angela Merkel, fue de las primeras en llegar a la región de Los Abruzos, donde recorrió esta mañana junto a Berlusconi el pueblo de Onna, en el que Alemania financiará las tareas de reconstrucción por los daños causados por el seísmo que dejó 299 muertos en la zona.

Inmediatamente tras las llegada de los líderes a L'Aquila, está previsto que Berlusconi ofrezca un aperitivo a los mandatarios, tras lo que llegará la comida de trabajo, el primer asunto que contempla esta cumbre que se celebra hasta el viernes.

Los países del G8 mantienen el consenso acerca de las medidas de estímulo económico puestas en marcha para salir de la crisis, afirmó hoy la Casa Blanca.

Antes de comenzar la cumbre, el consejero adjunto de Seguridad Nacional para Asuntos Económicos en la Casa Blanca, Mike Froman, afirmó que 'la opinión de consenso es que aún estamos en medio de una crisis económica; hay señales positivas pero también hay incertidumbre y riesgo'.

Los mandatarios están de acuerdo en que es necesario comenzar a preparar 'estrategias de salida' para dejar de aplicar eventualmente esas medidas de estímulo, pero no necesariamente ponerlas en marcha de inmediato, explicó Froman.

El alto funcionario indicó que a medio plazo 'es importante volver a la sustentabilidad fiscal'.

Varios líderes del G8 han pedido al presidente de EEUU, Barack Obama, que apoye un pronto final de las medidas de estímulo económico, mientras que el presidente estadounidense no ha descartado de plano la puesta en marcha de un segundo plan de estímulo tras el aprobado en febrero en su país por valor de 787.000 millones de dólares.

Obama se entrevistó hoy en el palacio del Quirinal en Roma con el presidente de Italia, Giorgio Napolitano, por espacio de 45 minutos antes de desplazarse a L'Aquila para una reunión bilateral con el primer ministro de este país, Silvio Berlusconi, y comenzar su participación en la cumbre.