Público
Público

Comienza la Cumbre de Tuxtla con un llamado a fortalecer la democracia regional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Cumbre de Tuxtla, que se celebra hoy en Costa Rica, inició con un vehemente llamado por parte del anfitrión, el presidente Óscar Arias, a fortalecer la democracia regional y encontrar una salida pacífica a la crisis política que vive Honduras.

Durante la ceremonia de apertura en un hotel de la provincia de Guanacaste, en el Pacífico norte costarricense, Arias destacó que la democracia "es un sistema incompatible con el descanso" y que "aquello que se construye con mucho ahínco, puede destruirse en poco tiempo", como lo demuestra la situación en Honduras, que debe servir "para no cometer los mismos errores".

En un discurso enfocado casi exclusivamente en el conflicto que atraviesa desde hace un mes Honduras, Arias instó a sus colegas de Centroamérica, México y Colombia a apoyar y facilitar una salida dialogada a la crisis.

"Más de siete millones de hondureños nos piden que tengamos, al menos, la sabiduría de no cometer los mismos errores. Así es que hagamos de Honduras el cristal con que miremos los temas de esta Cumbre", expresó.

El mandatario y Premio Nobel de la Paz espera que sus colegas mesoamericanos den un nuevo espaldarazo al Acuerdo de San José, una propuesta que él, en su calidad de mediador, presentó tanto al presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, como al gobernante en ejercicio, Roberto Micheletti, pero que aún no ha sido aceptado.

En ese sentido, se espera la firma de una declaración especial sobre Honduras, que contará con el apoyo de la Organización de Estados Americanos (OEA), cuyo secretario general, José Miguel Insulza, afirmo hoy que el único camino que queda para presionar al Gobierno de facto de Honduras a aceptar el acuerdo son las sanciones que apliquen otros países.

"No tenemos más sanciones que aplicar por parte de la OEA; no disponemos en nuestra cartera de más medidas, el único camino que queda son las bilaterales", manifestó, a la vez que abogó por una salida al conflicto desatado tras el golpe de Estado que sacó a Zelaya del poder el pasado 28 de junio.

En la Cumbre de Tuxtla participan los mandatarios de México, Felipe Calderón; de Colombia, Álvaro Uribe; de Guatemala, Álvaro Colom; de El Salvador, Mauricio Funes y el de Panamá Ricardo Martinelli.

Además, el vicepresidente del Gobierno depuesto de Honduras, Aristides Mejía, y el primer ministro de Belice, Gaspar Vega.