Público
Público

Comienza el debate sobre la Ley de financiación de RTVE

La ley prevé prohibir la publicidad y que las cadenas privadas y de pago aporten dinero a los medios públicos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Pleno del Congreso de los Diputados inicia hoy el debate de totalidad del proyecto de ley de financiación de la Corporación de Radio y Televisión Española, que fue aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 29 de mayo.

La ley forma parte de la revolución llevada a cabo por el Gobierno en poco más de cuatro meses en lo que al sector audiovisual se refiere.

En este período, el Ejecutivo ha dado su visto bueno al proyecto de ley de medidas urgentes en materia de telecomunicaciones; la aprobación el pasado 8 de mayo del anteproyecto de ley de financiación de RTVE y, el pasado 26 de junio, el anteproyecto de la Ley General Audiovisual.

Tres normas que han sacudido un panorama audiovisual cuyos principales actores llevaban mucho tiempo reclamando uno u otro aspecto de sus contenidos.

La Ley de financiación de RTVE renuncia a la inclusión de publicidad y prevé aportaciones del Estado, de las televisiones comerciales y del sector de las telecomunicaciones. Una vez en vigor la ley, la Corporación RTVE se financiará con recursos públicos exclusivamente, gran parte por la aportación del Estado por sus obligaciones de servicio público.

El resto, se hará mediante la aportación de un 3% de los recursos de aquellos operadores que emitan en todo el Estado o en más de una comunidad autónoma y por los operadores de telecomunicaciones con un 0,9%.

Además, RTVE percibirá el 80% de lo recaudado por la tasa sobre reserva de dominio radioeléctrico, recogido en la Ley General de Telecomunicaciones, y por el ejercicio de sus actividades y la comercialización de sus productos.

Los ingresos públicos solo servirán para financiar actividades de servicio público y no podrán ser utilizados para pujar con otros competidores por derechos de gran valor. Sólo se podrá utilizar el 10% para la adquisición de derechos deportivos, con exclusión de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, y un 20% para invertir en cine español.

Tras su aprobación por el Consejo de Ministros este proyecto que comienza a debatirse en el Pleno del Congreso de los Diputados, ha sido recibido con división de opiniones por diversos sectores.

Así, las televisiones comerciales, agrupadas en UTECA, indicaron que supone un 'un hito' aunque piden que quede claro que la televisión pública no sea un 'competidor desleal' en emisión de películas estadounidenses ni eventos deportivos.

El secretario general de la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA), Jorge del Corral, se ha referido así a la aprobación del proyecto de ley que, como novedad, prevé que las cadenas privadas que emiten en más de una autonomía contribuyan a la financiación de TVE con un 3% de sus ingresos y con un 1,5% las de pago.

'Confiamos en que el esfuerzo económico que supone para las televisiones privadas y otros sectores industriales su cofinanciación sirva para que TVE no sea una televisión comercial, sino que sea una televisión pública con programas de servicio público'.

Sin embargo, once asociaciones dedicadas a la publicidad, a la fabricación de juguetes, perfumerías y cine, entre otras sostuvieron tras su aprobación que la desaparición de la publicidad en TVE pondría en peligro 18.000 puestos de trabajo y afectaría a la productividad de 4.637 empresas publicitarias.

La desaparición de la publicidad en TVE, en su opinión, 'no beneficia al tejido productivo del país, al perjudicar el consumo y crear paro'.

Y es que las pérdidas de ingresos por no emitir publicidad para RTVE, en el último trimestre de 2009, serían de 140,8 millones de euros, según la memoria económica del anteproyecto.