Público
Público

Comienza el desescombro para localizar al anciano enterrado bajo un edificio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las tareas para rescatar a un anciano que ha quedado enterrado al desplomarse un edificio en Ourense han comenzado este mediodía tras solventarse el riesgo de que se derrumbe la parte de la estructura que permanecía en pie.

El suceso se produjo sobre las 6,25 horas de hoy en la calle Villa Valencia número 6, al que se desplazaron bomberos y policía local para marcar un perímetro de seguridad, dado que no cedió todo el edificio, situado en la parte vieja de la ciudad de Ourense, en la zona de As Burgas.

Tras el accidente se supo que bajo los escombros se encuentra un hombre de 94 años, única persona que vivía en el edificio, que data de los años 40 y que tenía abierto un expediente para ser declarado en ruina.

Un equipo de técnicos del Ayuntamiento de Ourense y otros efectivos comenzaron los trabajos de rescate desmontando lo que quedaba en pie del edificio, antes de intentar acceder a la zona en que se encuentra el anciano, dado el riesgo que la operación entrañaba para los trabajadores.

El alcalde de Ourense, Francisco Rodríguez, apuntó en el lugar que se decidió que una grúa de gran tonelaje desmontase lo que quedaba de pie del edificio, antes de remover los escombros para acceder al lugar donde está el hombre sin riesgo para el personal de rescate.

Según los datos que se manejan, dijo el alcalde, existen escasas posibilidades de que el ocupante del inmueble se encuentre con vida. Perros de la Guardia Civil han rastreado la zona toda la mañana para buscar al desaparecido, que ya está localizado, en una zona cubierta de escombros.

Una vez que durante toda la mañana los distintos efectivos trabajaron retirando las paredes del edificio que quedaban en pie, al mediodía se comenzó a crear un pasillo entre los escombros para llegar a donde se encuentra el anciano y se prevé la retirada de todos desechos de forma manual.

El edificio, que data de los años 40, contaba con un expediente abierto, que se comunicó a los propietarios, y solo el anciano, a quien asistía una cuidadora, vivía en él y se negaba a abandonarlo.

Fuentes municipales informaron de que se habían iniciado los trámites para declarar en ruina el edificio, a lo que se oponían los propietarios, que sí accedieron a declararlo como obra menor.

Entre las posibles causas del accidente, además del mal estado del inmueble, podría figurar el temporal. De hecho, el servicio de emergencias 112 ha destacado como una de las incidencias del mal tiempo el derrumbe de este edificio.

En la zona se mantiene desde primera hora un dispositivo policial y de bomberos, que ha obligado a cortar el tráfico en el tramo de calle afectado.