Público
Público

Comienza el juicio contra Paris Hilton por presunto incumplimiento de contrato

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Paris Hilton acudió hoy a un tribunal de Miami, donde comenzó el juicio por una demanda por incumplimiento de contrato presentada por una productora cinematográfica que le reclama más de ocho millones de dólares como compensación.

Worldwide Entertainment Group acusa a Hilton de no promocionar suficientemente la película, protagonizada por ella, "National Lampoon's Pledge This".

La célebre heredera del imperio Hilton, con un vestido negro y blanco, acudió al tribunal que preside el juez Federico Moreno acompañada por sus abogados.

Fuentes judiciales informaron que de que será llamada al estrado este viernes.

Meses antes de iniciarse el juicio, Hilton declaró que hizo todo lo posible para promocionar la película, incluyendo mencionarla en cualquier "alfombra roja" de los eventos a los que asistió.

Los abogados del demandante arguyen que el 3 de junio de 2004 se suscribió un contrato con Paris Hilton Entertainment, Inc. (Phei) y con la propia Hilton para la producción y distribución del filme.

Phei recibió un millón de dólares, acordó proveer los servicios de actuación de Hilton, de 28 años, y garantizar que ella suministrara un servicio "razonable" de promoción y publicidad de la película, de acuerdo con el documento de la demanda que obtuvo Efe.

Antes y después de la divulgación del filme en el mercado estadounidense, Worldwide Entertainment Group solicitó a Phei y a Hilton que cumplieran con sus obligaciones de promoción, entre las que figuraban asistir a varios programas televisivos y conceder entrevistas tanto en persona como por teléfono.

Pese a los requerimientos a Phei y a Hilton, a través de agentes, ambos "fallaron en cumplir con sus obligaciones" estipuladas en el contrato para promover la película, según el documento judicial.

Paris Hilton compareció en mayo pasado a una de las audiencias preliminares del caso y se defendió de las acusaciones.

"En todas las oportunidades que he tenido, siempre sacaba ha relucir la película. Hice todo lo que pude", subrayó.

Cuando el abogado del demandante le preguntó en esa ocasión por qué no atendía las llamadas telefónicas, respondió que perdía su teléfono con frecuencia y por ello se veía en la obligación de obtener uno cada dos semanas.

También dijo que desconocía todo lo relacionado con sus recibos telefónicos cuando el juez encargado del caso pidió verlos.

Tampoco pudo suministrar al juez Moreno una agenda para comprobar donde había estado promocionando la película.

"Para saber dónde he estado, coloco mi nombre en Google", respondió la joven.