Público
Público

La comisaria advierte a España de que cortar Internet entra en conflicto con la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La comisaria europea de la Sociedad de la Información, Viviane Reding, advirtió hoy a España de que cortar el servicio de Internet a los usuarios sin procedimiento judicial entra "en conflicto" con la Unión Europea.

Durante su intervención en el II Encuentro Internacional de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), Reding recomendó a las autoridades españolas que, en sus trabajos para la protección de la propiedad intelectual, consulten a la Unión Europea antes de ir en una dirección que se convierta en "un callejón sin salida".

Reding dio por hecho que en España ya había medidas en esta línea de cortes de Internet, algo que causó confusión entre las asistentes.

En declaraciones posteriores a los medios, el presidente de la CMT, Reinaldo Rodríguez, apuntó que había sido un "malentendido".

La comisaria europea subrayó en su intervención el interés de Europa por proteger la propiedad intelectual y, aunque reconoció que no hay una solución mágica para lograrlo, apuntó que la represión no lo va a resolver y puede resultar incluso contraproducente.

El Gobierno trabaja con una comisión interministerial para tener aprobado antes de final de año un modelo de protección intelectual de los contenidos en Internet.

Ese modelo, ha apuntado en varias ocasiones la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, no buscará criminilizar a los usuarios e incluirá una plataforma de contenidos.

Reding avanzó hoy que, para avanzar en ese camino de protección a la propiedad intelectual, la Comisión Europea va a trabajar para crear una ley europea sobre la protección de los derechos de autor en un intento de acabar con la fragmentación legislativa en los 27 estados con diferentes normas.

La comisaria subrayó además que todos los países deberán cumplir la medida por la cual las autoridades podrán cortar el acceso de un usuario a Internet tras un "procedimiento justo e imparcial", incluida en el nuevo plan legislativo europeo sobre telecomunicaciones.

Esta normativa, a su juicio, crea un entorno estable para que los operadores desplieguen las redes de nueva generación, da mayor protección a la intimidad de los consumidores y va a agilizar un mejor uso del espectro radioeléctrico.

Precisamente este último punto, el "refarming", el proceso de reasignación en España de las frecuencias de 900 Mhz entre las operadores, ha centrado el posterior debate de las jornadas.

El reparto de estas frecuencias, que ahora están en propiedad de Telefónica, Vodafone y Orange y que se van a destinar a servicios más avanzados de banda ancha en movilidad, sigue en el aire a falta de un acuerdo entre operadores y el ministerio de Industria.

Desde el Gobierno, el director general de Telecomunicaciones del Ministerio de Industria, Bernardo Lorenzo, expresó hoy su "frustración" por que no se haya llegado a un acuerdo aún en el proceso aunque espera que se logre "pronto".

Las operadoras Vodafone y Orange mostraron su disposición a negociar en la búsqueda de un acuerdo que, aunque no será fácil, es clave para los servicios de banda ancha en movilidad, mercado con gran potencial.

La operadora Yoigo reiteró su interés en hacerse con parte de estas frecuencias para tener el necesario "equilibrio competitivo".

En el proceso de "refarming" hay 35 MHz para distribuir, de los que actualmente Telefónica tiene 16,5 MHz, Vodafone 12,5 MHz y Orange, 6 MHz.