Público
Público

La comisaria de Competencia podrá decidir sola sobre las ayudas de rescate a los bancos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea va a facilitar las operaciones de salvamento de entidades financieras en la UE, mediante la evaluación urgente, en el plazo de horas si es necesario, de su compatibilidad con la normativa comunitaria.

El ejecutivo de la UE facultará mañana a la responsable de Competencia, la holandesa Neelie Kroes, para autorizar ayudas de emergencia sin necesidad de pasar por el pleno (colegio) de comisarios.

Durante un periodo de tres meses, que podría ser prorrogado, Kroes podrá adoptar en solitario -de acuerdo con el presidente de la Comisión y tras consultar a los comisarios de Mercado Interior y Asuntos Económicos- decisiones positivas sobre medidas de rescate de entidades financieras.

Este procedimiento excepcional ha levantado críticas en el entorno de algunos comisarios europeos donde se señala que cualquier flexibilización de las normas de competencia habría generado polémica si los beneficiarios fueran principalmente estados o empresas del sur de Europa y no belgas, holandesas, alemanas o inglesas, como ahora.

El proyecto de decisión, al que tuvo acceso Efe, precisa que las ayudas deben dirigirse a entidades financieras que atraviesen graves dificultades y su objetivo ha de ser evitar el efecto contagio dentro del sistema financiero o al conjunto de la economía.

"Dada la amplia gama de escenarios posibles, las medidas pueden tomar diferentes formas no necesariamente limitadas a aportación de liquidez mediante préstamos, garantizados o no", reza la comunicación que Bruselas hará pública mañana.

Kroes deberá respetar en sus decisiones el principio general de que las ayudas de Estado, para tener luz verde, deben ser necesarias y proporcionadas y generar la menor distorsión posible en el mercado.

Además, al tratarse de ayudas de rescate, tienen que ir acompañadas de un plan de reestructuración que asegure la viabilidad a largo plazo de la empresa e incluya medidas compensatorias o un plan para la liquidación de parte de los activos de la entidad.

La urgencia, necesidad y proporcionalidad de las medidas deberá justificarla por carta a la Comisión el gobernador del banco central del país afectado.

Bruselas recuerda que la normativa europea sobre ayudas de Estado contempla la autorización de subvenciones para "remediar un serio perjuicio a la economía de un Estado miembro".

La Comisión considera que las especiales características del sector financiero hacen a menudo necesaria la intervención "rápida, efectiva y decisiva" del Estado o el banco central para evitar el contagio de la crisis a entidades sanas, restaurar la confianza y prevenir el pánico.

Esa intervención debe ser preparada, además, confidencialmente para no poner en riesgo su efectividad.

A la hora de evaluar las ayudas, el Ejecutivo de la UE debe ser capaz de reaccionar con rapidez, tomando decisiones a cualquier hora, en fin de semana, por la noche o en festivos.

Por eso y para contribuir a la resolución de la crisis actual, se dará a la titular de Competencia capacidad para adoptar decisiones, llegado el caso, en cuestión de horas.