Público
Público

La Comisión Electoral de Zimbabue dice que el proceso judicial impide dar los resultados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos semanas después de las elecciones presidenciales de Zimbabue, la Comisión Electoral afirma ahora que no puede dar a conocer los resultados porque está pendiente de una decisión judicial anunciada para el próximo lunes.

"Nuestras manos están atadas", afirmó la Comisión Electoral en un comunicado publicado hoy por el diario "The Herald", controlado por el Gobierno, al referirse a las demandas para que se difundan los datos de la votación hecha el 29 de marzo.

Aunque las autoridades electorales han dado a conocer los resultados de los comicios parlamentarios que hubo simultáneamente, no ha proporcionado ni un solo dato sobre las presidenciales.

Cansado de esperar, el opositor Movimiento para el Cambio Democrático (MDC) llevó el caso a los tribunales, para obligar a la Comisión Electoral a difundir los datos, y el fallo es esperado para el próximo lunes.

En su comunicado, la Comisión dice que no puede comentar nada sobre los datos del escrutinio porque "ahora es un tema que está pendiente de los procedimientos legales en el Tribunal Superior".

"A la espera de la decisión del tribunal, y de acuerdo con las normas judiciales, la Comisión está impedida de hacer comentarios sobre ese tema", agrega el comunicado.

"Pedimos a todas las partes que tengan paciencia y permitan el curso de la ley", añade la nota, refiriéndose a las peticiones hechas dentro y fuera del país, por los observadores electorales y por la prensa extranjera para que se difundan los resultados.

La Comisión Electoral lleva casi dos semanas diciendo que los datos del escrutinio no se darán a conocer hasta que no se complete el cómputo y la verificación de los datos.

Ahora, en cambio, se escuda en un procedimiento legal que probablemente se alargue más allá del lunes porque cualquiera de las partes puede recurrir ante la Corte Suprema si no está de acuerdo con el fallo judicial del próximo lunes.

La oposición acusa al régimen de Robert Mugabe, en el poder desde 1980, de dilatar la entrega de los resultados para crear una ola de violencia en el país y atemorizar a la población en caso de que se confirme una segunda vuelta electoral, como anticipa el Gobierno.

El MDC asegura que su candidato presidencial, Morgan Tsvangirai, ganó la votación con el 50,3 por ciento de los votos, y atribuye a Mugabe el 43,8 por ciento. Esos datos, de confirmarse, evitarían una segunda vuelta.