Público
Público

La Comisión Europea aprueba el sistema de financiación de RTVE

Considera que es compatible con las reglas sobre ayudas del Estado y garantiza que RTVE no recibirá una compensación excesiva por el servicio público

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Europea ha aprobado el nuevo sistema fiscal de financiación de Radiotelevisión Española (RTVE), tras comprobar que es compatible con las reglas sobre ayudas del Estado.

El Ejecutivo de la UE sigue investigando, en un procedimiento separado, la compatibilidad con la legislación europea de los nuevos impuestos creados para financiar a RTVE, especialmente la tasa del 0,9% sobre los ingresos brutos facturados por los operadores de telecomunicaciones.

No obstante, según ha informado este martes en un comunicado, la Comisión ha llegado a la conclusión de que la compatibilidad de la ayuda a RTVE 'no se ve afectada por la legalidad de los nuevos impuestos'.

Además, el nuevo sistema de financiación respeta las reglas sobre ayudas estatales, porque 'garantiza que RTVE no recibirá una compensación excesiva por el servicio público', añade la nota.

La CE quita la razón a la Comisión Nacional de la Competencia que dudaba del modelo por considerar que era un 'elemento de distorsión para la competencia'. 

En septiembre pasado, España modificó el sistema de radiodifusión pública suprimiendo la publicidad y otras actividades comerciales de RTVE, tales como los servicios de televenta, la comercialización y los programas de acceso condicional o pago por visión.

'España ha demostrado la existencia de salvaguardas para evitar un exceso de compensación'

Para compensar a la Corporación por la supresión de esa fuente de recursos, la ley previó unos ingresos específicos que serían generados por dos nuevas medidas fiscales y una medida ya existente.

Se trata, en primer lugar, de una aportación del 3% de los ingresos de los operadores de televisión comercial en abierto, y del 1,5% de los ingresos de los operadores de televisión de pago. En segundo lugar, de una aportación del 0,9% de los ingresos de los operadores de telecomunicaciones. Y, en tercer lugar, de un porcentaje del 80% de la recaudación ya existente por el uso del dominio público radioeléctrico, hasta una cantidad máxima de 330 millones de euros.

Durante su investigación, abierta el 2 de diciembre de 2009, la Comisión Europea quiso cerciorarse de que el nuevo mecanismo de financiación de RTVE no ofrecía una compensación excesiva. Por otra parte, tuvo que comprobar si los impuestos de nueva creación eran parte integrante del régimen de ayudas, ya que en ese caso la compatibilidad de las ayudas se vería afectada por la legalidad o no de esos impuestos.

En un procedimiento separado, incoado por los servicios de Sociedad de la Información de la Comisión, el Ejecutivo comunitario había expresado dudas, en particular, sobre si el impuesto a los operadores de comunicaciones electrónicas se ajustaba a las normas relativas a las redes de comunicaciones electrónicas.

La investigación principal de la Comisión ha puesto de manifiesto finalmente que el importe concedido a RTVE 'no depende de los ingresos generados por esos impuestos, sino que solo está determinado por los costes netos de funcionamiento del organismo de radiodifusin'. Por lo tanto, explica el comunicado, 'la compatibilidad de la ayuda no depende de que los impuestos sean finalmente legales o no, elemento que está siendo examinado en el procedimiento separao'. Por otro lado, 'España ha demostrado la existencia de salvaguardias para evitar un exceso de compensación, en especial una auditoría externa de las cuentas anuales de RTVE'.