Público
Público

La Comisión Europea espera lograr "pronto" una solución diplomática al veto de visados en Libia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea (CE) espera "llegar pronto" a una solución diplomática con Libia después de que ese país suspendiera ayer de forma unilateral la concesión de visados a los ciudadanos del área Schengen, según dijo hoy un portavoz.

La CE está en contacto con las autoridades libias y las del resto de países del área Schengen (formada por 25 países europeos, 22 miembros de la UE -todos menos Reino Unido, Irlanda, Bulgaria, Rumanía y Chipre- y los extracomunitarios Islandia, Noruega y Suiza), ha informado el portavoz de Interior, Michele Cercone.

Italia y Francia han recomendado a sus ciudadanos no viajar a Libia, una decisión que la CE respeta pero no pretende hacer extensiva a nivel comunitario.

La Comisión, los países comunitarios y los que no son miembros de la Unión pero sí integran ese grupo mantendrán antes del fin de semana una reunión de altos funcionarios en la que "se estudiará la reacción adecuada", indicó ayer la comisaria europea de Interior, Cecilia Malmström, en un comunicado.

"La Comisión Europea deplora la decisión unilateral y desproporcionada de las autoridades libias de suspender la entrega de visados a los ciudadanos de países de la UE del área Schengen", recalcó Malström.

Añadió que la CE lamenta también que los viajeros que obtuvieron visados antes de la suspensión han visto que "se les denegaba la entrada al llegar a Libia".

El Gobierno italiano dijo el lunes que solicitará que esa decisión de Libia se discuta en la próxima reunión de ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE), que se celebrará el próximo día 22.

Italia considera la posibilidad de que la medida adoptada por Trípoli sea una reacción a las informaciones publicadas hace unos días por el diario libio Oea, que aseguraba que Suiza había difundido una lista con 188 nombres de ciudadanos de Libia, entre ellos el líder libio Muanmar al Gadafi y sus familiares, a los que vetaba la entrada en el país helvético.