Público
Público

La Comisión y el Gobierno chocan por el crecimiento

Bruselas espera para 2011 un déficit del 6,4%, cuatro décimas más de lo previsto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuatro décimas separan a España de cumplir con su objetivo de reducción de déficit para el 2011. Según las últimas previsiones económicas de la Comisión Europea, presentadas ayer, la salida de la crisis de España remontará el vuelo definitivamente en 2012, cuando vuelva el crecimiento sostenido y el paro comience tímidamente a remitir. Hasta entonces, el Ejecutivo comunitario advierte de que las medidas de austeridad imprescindibles para contentar a los mercados han lastrado el crecimiento y que, por ese motivo, la economía española se expandirá menos de lo que calcula el Gobierno en 2011. Como la pescadilla que se muerde la cola, el parón en el crecimiento ha hecho que el agujero en las cuentas públicas sea más difícil de cerrar. Ayer, los economistas comunitarios pronosticaron que el dato de déficit para 2011 será del 6,4% del PIB, cuatro décimas más de lo que permite la aplicación del Pacto de Estabilidad, con el que el Gobierno ha prometido cumplir. La diferencia "no es ciertamente muy grande", según reconoció Rehn pero, si se confirma a lo largo del año que viene, obligaría a España a tomar más medidas de austeridad para evitar seguir siendo un blanco de la especulación.

Rehn evitó pedirlas ayer, porque, según la Comisión, España está "en el buen camino, en línea con la recomendación decidida por el Consejo [de ministros de Economía de los 27]". Según Bruselas, "el Gobierno ha tomado importantes medidas al intensificar la reestrucuración del sector de las cajas de ahorros, así como adelantando las importantes reformas estructurales en el mercado laboral y el sistema de pensiones, algo que apoyamos y secundamos como la manera adecuada de enfrentarse a los retos de la economía española".

Rehn asegura que si hay desviación España deberá tomar más medidas

La gran discrepancia con el Gobierno está en el crecimiento. Bruselas es un poco más optimista sobre el cierre de este año, ya que mejora en una décima la contracción del 0,3% prevista por el departamento de Salgado. Sin embargo, para 2011 prevé una expansión de la economía del 0,7%, lejos del 1,3% que calcula el Gobierno. Para el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, Bruselas no ha sabido interpretar el patrón de consumo de los españoles, que según el Gobierno será el motor de un mayor crecimiento el año que viene. Campa señaló que el informe de Bruselas es, pese al dato de crecimiento, una "buena noticia" porque las previsiones mejoran con respecto a las publicadas en los últimos meses. Donde apenas habrá evolución será en la tasa de paro, pese a la entrada en vigor de la reforma laboral. La tasa de paro crecerá el año que viene una décima, alcanzando el 20,2%, según los cálculos de Bruselas, que prevé para 2012 un 19,2%.Las previsiones de Bruselas muestran un crecimiento de los países del euro del 1,5% para 2011, en buena medida gracias al tirón de Alemania, que alcanzará el 2,2%.

La Comisión cree, sin embargo, que las reformas están«en el buen camino»

Bruselas es incluso más optimista que el Gobierno sobre el PIB de este año