Público
Público

Un Comité británico de respuesta a desastres sigue temiendo un brote de cólera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Comité de Emergencia ante Desastres (DEC), el organismo que coordina a las organizaciones británicas de ayuda humanitaria, afirmó hoy que sigue "extremadamente preocupado" ante la posibilidad de un brote de cólera en Pakistán tras las inundaciones que han costado cientos de vidas.

Horas después de que la ONU desmintiera un anuncio previo de que se había registrado el primer caso de cólera en el valle norteño de Swat, un portavoz del DEC advirtió de que hay que estar preparados por si la enfermedad aparece para frenar su contagio.

"El peligro es que el cólera es mortal y se contagia con una facilidad increíble. Desgraciadamente, las circunstancias en Pakistán están en nuestra contra", afirmó el portavoz, que informó de que las donaciones en el Reino Unido para ayudar a los afectados ascienden ya a 12 millones de libras (14,6 millones de euros).

Naciones Unidas ha hecho un llamamiento para recaudar 450 millones de dólares (358 millones de euros), con el objetivo de ayudar a los siete millones de personas que necesitan con urgencia asistencia humanitaria en distintas partes de Pakistán.

Más de 1.500 personas han muerto y 14 millones han resultado afectados por las peores inundaciones del último siglo.

Según el DEC, unos seis millones de niños corren el riesgo de contraer dolencias potencialmente mortales como diarreas, malnutrición y neumonía si no llega la ayuda a tiempo.

Las aguas estancadas en áreas altamente pobladas y las zonas más pobres de las ciudades son el caldo de cultivo perfecto para el cólera, los mosquitos y la malaria, recordó el Comité, que advierte de que si aparece el cólera el número de fallecidos a consecuencia de las inundaciones aumentará significativamente.

La ONU descartó este sábado que por ahora haya casos de cólera en Pakistán, horas después de haber difundido un comunicado en el que avisaba del primer caso confirmado en el valle de Swat.

"Ha sido un error. No hay ningún caso confirmado", dijo en declaraciones a Efe el portavoz de la Oficina de Naciones Unidas para Coordinación de Asuntos Humanitarios, Maurizio Giuliano.

Por el momento, los organismos humanitarios han detectado miles de casos de diarreas, infecciones de la piel o gástricas debido a las aguas contaminadas, y han alertado de la necesidad de facilitar el acceso a agua potable.