Público
Público

La compañía mixta exige la participación de la mujer en el Alarde entre abucheos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La compañía mixta Jaizkibel, que reivindica la participación de las mujeres como soldados en el Alarde de Hondarribia, ha recorrido hoy las calles de la localidad guipuzcoana entre abucheos y silbidos de la mayoría del público, si bien no se han registrado mayores incidentes.

Jaizkibel, que, como en años anteriores ha realizado el recorrido en forma de manifestación, ha salido desde el paseo del Árbol de Gernika a las 8:25 horas para dirigirse a la plaza de Armas, subiendo por la calle Mayor, donde ha sido escoltada por la Ertzaintza.

Las aceras de esta calle estaban repletas de vecinos partidarios del Alarde tradicional, que aguardan su paso desde horas antes del comienzo del desfile, lo que les obliga a presenciar también la marcha de la compañía Jaizkibel.

Al paso de la compañía mixta por la calle Mayor, los partidarios del desfile tradicional han desplegado paraguas negros, como en otras ocasiones, y este año, como novedad, han exhibido distintas pancartas en las que se podían leer, entre otros lemas, "No venimos a veros a vosotras".

Como en 2009, Jaizkibel no han portado ninguna pancarta en la subida hacia la plaza de Armas, algo que sí han hecho en el descenso después de realizar las descargas, al exhibir una que rezaba "Alarde publikoa. Emakumeak alardean" (Alarde público. Las mujeres en el Alarde).

En torno a 200 personas han integrado esta formación, a las que hay añadir varias decenas de partidarios de la incorporación de la mujer al Alarde que se han unido a la marcha a lo largo de su recorrido que ha finalizado en Zaindua.

Al igual que en años anteriores, este desfile ha estado apoyado por representantes de Aralar, Ezker Batua y la izquierda abertzale, o de instituciones como el Instituto Vasco de la Mujer, Emakunde, que han pedido con su presencia "una fiesta igualitaria" en la que las mujeres puedan participar "en las mismas condiciones" que los hombres.

Por otra parte, a las 8:55 ha arrancando el Alarde de Hondarribia también desde el paseo del Árbol de Gernika, en este caso compuesto por unos 4.750 hombres divididos en 20 compañías, y en el que la mujer está representada en la figura de la cantinera de cada una de las unidades.

Patxi Goikoetxea, que se estrenaba como burgomaestre, ha sido el encargado de dirigir un batallón al que el numeroso público que llenaba las aceras del casco histórico de la localidad desde primera hora de la mañana no ha dejado de aplaudir en ningún momento.

El Alarde se celebra en Hondarribia cada 8 de septiembre para conmemorar el fin de dos meses de asedio francés en 1638, durante la Guerra de los Treinta Años, y sirve además para cumplir con el voto hecho a la Virgen de Guadalupe, a quien los vecinos atribuyeron la victoria.