Publicado: 20.12.2013 08:31 |Actualizado: 20.12.2013 08:31

Competencia invalida la subasta eléctrica por "circunstancias atípicas"

La subasta celebrada el jueves arrojó un incremento del coste de la energía del 25,6 %, lo que supondría un alza en la tarifa final del 11,5 %

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha decidido que "no procede validar" la subasta eléctrica realizada ayer ante "la concurrencia de circunstancias atípicas y en un contexto de precios elevados en el mercado diario durante las semanas previas". La subasta celebrada ayer, la denominada Cesur, arrojó un incremento del coste de la energía del 25,6 %, lo que supondría un alza en la tarifa final del 10,5 %, a lo que se sumaría el incremento de los peajes de acceso, algo menos del 1 %, avanzado por el Gobierno.

En un comunicado, el regulador señala que desde hace cuatro años ha recomendado cambiar el esquema de esta subasta y recuerda que ya había iniciado un proceso de información previa para analizar los movimientos inusuales que se estaban produciendo en la fijación de precios del mercado mayorista.

El pronunciamiento de la CNMC se ha comunicado a las 04:15 horas de la madrugada a la Secretaría de Estado de la Energía y al Operador del Mercado Ibérico Español (OMIE), que es el organismo encargado de trasladarlo a los agentes participantes en la subasta. La CNMC hará público el informe detallando los motivos que justifican su decisión.

Tras conocerse ayer los resultados de la subasta, que apuntaban a un incremento de la luz del 11,5% en enero, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, emplazó a la validación de los datos por Competencia antes de tomar otras medidas. "Espero y deseo que [este repunte] sea frenado", declaró el ministro, quien consideró "inaceptable" el encarecimiento de la subasta Cesur.

La tarifa eléctrica de último recurso o TUR, que a partir de enero se denominará precio voluntario al pequeño consumidor, está formada por dos elementos, los peajes y el coste de la energía, que representan alrededor de la mitad de la factura cada uno, y a los que se suman los impuestos. Los peajes los fija el Gobierno a través de una orden ministerial y sirven para retribuir todas las actividades reconocidas al sistema. La otra parte, el coste de la energía, se decide en estas subastas trimestrales Cesur.