Público
Público

El comprador vuelve al mercado de la vivienda

Los agentes inmobiliarios empiezan a vender más en zonas urbanas. Suben el 14% las compras de extranjeros para invertir

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Hace un año no entraban ni a preguntar y ahora se cierran operaciones'. Es la percepción de muchos agentes de la propiedad inmobiliaria (API) y promotores, aunque las señales de mejora se dan de forma muy desigual y, por ejemplo, en las zonas de costa los compradores siguen sin aparecer.

Poco a poco van volviendo a las zonas urbanas y a los principales mercados inmobiliarios, Madrid y Barcelona. Se nota en las compraventas de viviendas de segunda mano que, según los expertos, es el segmento por el que empieza la recuperación de un mercado clave en la construcción que, hasta 2007, fue un motor de crecimiento económico y ahora ha dejado un reguero de más de 700.000 parados.

Las ventas en Madrid y Barcelona crecerán un 30% en lo que queda de año

'El mercado se empieza a mover. En julio, incluso, no esperábamos ventas y se han cerrado', señala Jaime Cabrero, presidente del Consejo General de colegios de API y del Colegio de Madrid.

Pero la percepción depende mucho de la zona donde se venda. Según una encuesta que ha realizado para Público el Colegio de API de Madrid entre sus miembros, un 33,3% de ellos ya aprecia una mejora en el mercado inmobiliario y un 26% ha subido sus ventas de junio a septiembre.

Cabrero estima que las transacciones pueden crecer un 30% en el último semestre de este año en comparación con el año pasado, un cálculo que parte del Colegio de API de Barcelona. Su presidente, Joan Ollé, afirma que 'incluso en agosto se han registrado un 30% más de compras, pero comparamos con un número de operaciones muy bajo'.

En las zonas de costa aún no se ven signosde reanimación

En las áreas de costa, con mucha segunda residencia sin vender, los atisbos de recuperación son un sueño. 'No vemos reanimación; la costa y la Comunidad Valenciana fueron los primeros mercados en caer y serán los últimos en recuperarse', señala Marifé Esteso, presidenta del Colegio de API de Alicante.

Una de las señales claras de que comienza el movimiento inmobiliario es que ha reaparecido el tipo de comprador que adquiere un inmueble para invertir, como confirman varios agentes inmobiliarios. Hay un dato que, a pesar de sus oscilaciones, refrendaría esta percepción: las compras de vivienda por parte de extranjeros que no residen en España creció un 14% en el segundo trimestre en comparación con el primero, según datos del Ministerio de Vivienda. El ladrillo surge de nuevo como alternativa ante la escasa rentabilidad que ofrecen los depósitos y la renta fija para aquellos que tienen un patrimonio y no quieren vivir los sustos de la bolsa.

'Desde abril hemos detectado que estos compradores, que habían desaparecido, vuelven porque confían en que, en unos siete años, los precios hayan vuelto a subir y, mientras, lo alquilan y logran una buena rentabilidad', apunta Ollé.

Las compraventas y las hipotecas registran repuntes trimestrales

Un factor esencial que aún frena la recuperación del mercado de la vivienda es el precio. Para muchos compradores sigue sin ser accesible y no han desaparecido las dificultades para lograr que la banca conceda una hipoteca. 'Muchos te responden: Pensaba que había bajado más, cuando les hablas de precios', comenta Germán Navarro, presidente del Colegio de API de Granada.

Sin embargo, los promotores insisten en que ya no pueden hacer más rebajas. Para vender 'ahora tienes que buscar la financiación para el comprador, porque sino no cierras la operación, y en eso los bancos a veces hacen una competencia desleal', señala Luis Roca, consejero delegado de la inmobiliaria Zapata.

Los expertos del sector apuntan a una mejora en el segundo semestre

Según los agentes inmobiliarios y promotores consultados, los precios han bajado en dos años, desde que comenzó el derrumbe del ladrillo, hasta un 40% en algunos casos en pisos nuevos y en usados. Tanto una parte como otra comparten el deseo de que los precios toquen suelo cuanto antes para que se reactive el negocio y, por ello, abundan los mensajes en este sentido. Pero en las estadísticas aún no se reflejan repuntes.

Sí se ven subidas, en cambio, en las compraventas y en las hipotecas. Las transacciones crecieron un 4,7% en julio con respecto a junio, hasta 37.039, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística. Aún hay una caída anual importante, del 20,3%, si bien, se modera. Los datos del Ministerio de Vivienda también reflejan un repunte del 8% trimestral a junio.

Por otro lado, las hipotecas firmadas subieron un 7,2% en junio frente a mayo (61.775 contratos). Para el estadístico y ex presidente del Banco Hipotecario Julio Rodríguez, 'estos datos revelan que las mayores caídas pueden haberse dado en el primer trimestre y aunque 2009 será un año catastrófico frente a 2008, podríamos apreciar una cierta reactivación en el segundo semestre'.

Aunque mejoran las condiciones para acceder a una vivienda (se destina un 31% de la renta disponible, frente al 40% del segundo trimestre del año pasado), esto no redunda en que más jóvenes puedan comprar su primera casa.