Público
Público

Los compradores de las cajas nacionalizadas podrán recibir ayudas

La vía cumple las exigencias solicitadas por inversores privados 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No se articulará en todas del mismo modo ni se efectuará al mismo tiempo. Sin embargo, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) parece haber encontrado la fórmula para hacer más atractivo el futuro de las cajas que serán privatizadas a partir del próximo 30 de septiembre . Al igual que aparece en el cuaderno de venta de la CAM, el Banco de España ha abierto la opción de un Esquema de Protección de Activos (EPA) a medio plazo, para que estas entidades puedan cumplir con las exigencias que les pedía algún inversor, y que venía recogido en las cartas de compromiso que han presentado ante el supervisor en su plan de recapitalización, o bien allanar el camino de una futura fusión.

CatalunyaCaixa, Unnim y Novacaixagalicia serán nacionalizadas en porcentajes cercanos al 90%, según las valoraciones que ya conocen cada una de las entidades. 'Nos han valorado a precio de derribo', aseguran desde una de estas cajas, que ha visto cómo parte de sus activos adjudicados en suelo se ha valorado a cero euros. En Novacaixagalicia, la valoración del 15% en valor en libros, de la que hablaba Alberto Núñez Feijoó hace apenas una semana, parece ser el umbral que ha arrojado la due diligence (auditoría de cuentas). Con esa cifra, fuentes del sector cifran que el precio de la caja gallega estaría en la horquilla entre los 350 y 400 millones de euros. La inyección de dinero público en NCG Banco supondrá la entrada de tres consejeros públicos en un Consejo que seguirá presidido por José María Castellano, a pesar de que el FROB superará el 50% en el peso de su poder.

El FROB vía préstamo

La aparición de este EPA responde, en algún caso, a una negociación política. En otros, obedece a una necesidad financiera. Así, Unnim sabe que encontrará un caballero blanco en cuanto reciba el dinero de las ayudas públicas. Así se lo ha comunicado el posible comprador en las negociaciones que ha mantenido hasta la pasada semana, en la que la caja catalana intentó, por todos los medios, evitar la entrada del FROB. Ibercaja, Banca Cívica y las cajas vascas, que paralizaron las conversaciones en cuanto se hizo público que Bildu apoyaba la fusión de BBK, Kutxa y Vital, han sido las tres entidades que más lejos han llevado su propósito de integración con la caja catalana.

Precisamente, tanto Unnimcomo CatalunyaCaixa aún desconocen si el FROB concedido como préstamo se terminará convirtiendo en ayudas en forma de capital, es decir, de acciones. El Banco de España aún sigue barajando esta opción en la articulación de las ayudas para sus recapitalizaciones.