Público
Público

Los compradores perfilan acuerdo tras vuelo inaugural del A400M

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los compradores del nuevo transporte aéreo militar europeo, el avión Airbus A400M, enterraron sus diferencias sobre cómo hacer frente al incremento de los costes en el proyecto de defensa más grande de Europa durante el muy esperado primer vuelo de la aeronave.

Un funcionario del gobierno alemán dijo que los países europeos de la OTAN que han presupuestado 20.000 millones de euros para el A400M para respaldar sus operaciones mundiales habían llegado a una respuesta conjunta a la presión de Airbus para obtener más dinero y salvar el proyecto del desastre.

"La posición entre las naciones se ha acordado", dijo Ruediger Wolf, un secretario de Estado alemán, tras las conversaciones mantenidas durante las más de tres horas de vuelo de prueba del A400M.

Los analistas han dicho que el primer vuelo, finalizado con éxito, refuerza la posibilidad de que los políticos lleguen a un acuerdo sobre el futuro del avión, apodado "grizzly" por su diseño robusto.

"El A-400M es sin duda un símbolo para Sevilla, para España y para Europa, de lo que podemos alcanzar los europeos cuando nos fijamos un objetivo común y trabajamos unidos para conseguirlo", dijo el rey Juan Carlos tras el primer vuelo del coloso aeronáutico de 15 metros de alto.

El vuelo inaugural se celebró dos años después de lo previsto tras una serie de retrasos en el desarrollo de software de los motores y otras incidencias.

Airbus vendió 180 aviones a Reino Unido, Francia, Alemania, España, Bélgica, Luxemburgo y Turquía. Cuatro más están reservados para Malasia, mientras Sudáfrica canceló un pedido.

la mayoría de ellos ya han descartado más gastos en defensa a causa de la recesión.

Para resolver el estancamiento, la matriz de Airbus EADS se ofrece a asumir el riesgo del desarrollo restante, que fuentes familiarizadas con el asunto dijeron que los auditores habían valorado en 3.000 millones de euros.

A cambio, el grupo aeroespacial más grande de Europa ha pedido a los compradores 5.300 millones de euros en costes de producción que también fueron identificados en una auditoría realizada por PricewaterhouseCoopers, dijeron fuentes.

Si los compradores no quieren aumentar su gasto, se puede optar por unos 40 aviones menos por la misma cantidad de dinero. Esto equivaldría a un aumento del 25 por ciento en el precio de cada avión a unos 140 millones de euros, dijeron las fuentes.

AMPLIACIÓN DEL TIEMPO LÍMITE

Las negociaciones confirman la emergencia de un posible precio de compromiso detallado por Reuters el mes pasado.

Alemania ha descartado hasta ahora hacer concesiones en el volumen o en el precio, instando a EADS a que cumpla su contrato y oponiéndose a un compromiso respaldado por varios compradores.

Wolf dijo el viernes que Alemania quería mantener su pedido de 60 aviones, pero dejó abierta su posición sobre las finanzas, y sólo dijo que las concesiones no se habían reflejado por escrito.

Dijo a Reuters que se le había pedido a EADS una respuesta sobre la posición conjunta adoptada para finales de año y un acuerdo de 'statu quo' entre las partes podrían alargarse hasta finales de enero.

El retraso de entrega de pedidos se extenderá entre 3-4 años para dar tiempo a la producción a estabilizarse, y las primeras entregas no están previstas hasta finales de 2012.

"Fue un vuelo fantástico... el rendimiento en el despegue fue espectacular", dijo el piloto jefe Ed Strongman tras el aterrizaje del aparato.

El vuelo se produce días antes de que Boeing lleve a cabo su propio vuelo de prueba crucial de un nuevo avión, el 787 Dreamliner.

En Bruselas, la canciller alemana Angela Merkel dijo que Europa necesitaba un nuevo avión de transporte militar pero que no podría esperar por él indefinidamente.

El ministro de Defensa británico calificó el vuelo de prueba de un "hito importante". Reino Unido sigue comprometida con el A400M, pero no a cualquier precio.

El presidente de la división militar de Airbus, Domingo Ureña dijo que se necesita exportar otros 180 aviones en el principal contrato europeo para hacer dinero con el A400M, para el que ve un mercado de unas 300-500 aeronaves.

Por su parte, el Gobierno español dijo que había autorizado 583 millones de euros en prestamos a la unidad española de Airbus y subcontratistas, con el fin de desarrollar el avión A350.