Público
Público

La compraventa de viviendas se hunde un 38,6% en enero

Es la reducción más elevada de los últimos meses e iguala a los peores datos conocido, que se registraron en marzo de 2008

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Enero ha sido peor de lo esperado para los compradores de piso, para las inmobiliarias que intentan venderlos y también para los expertos que intentan predecir dónde está el suelo en las caídas de las ventas. La compraventa de viviendas se desplomó en enero un 38,6%, hasta 37.931 pisos vendidos, cuando el mes anterior el descenso fue del 29%, según ha informado el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las ventas de pisos de precio libre, que acumulan la mayor parte de las transacciones, ahondaron su descenso al retroceder un 40,9% con respecto a enero de 2008, frente al 29% de diciembre pasado. En total, se cerraron 33.528 operaciones de este tipo.

Lo más llamativo es el peor comportamiento de las ventas de pisos nuevos de precio libre, principales responsables del batacazo de enero, ya que retrocedieron un 29% (20.835 pisos vendidos), mientras en diciembre hubo cierto alivio al limitarse la caída al 12,9%.

Mientras, las transacciones de inmuebles de segunda mano que se venden entre particulares siguen acercándose a caídas del 50% y cerraron enero con un 47% menos de operaciones (17.096 ventas), frente al 37% del mes anterior. Este dato refleja las dificultades para encontrar una hipoteca con las que se están topando los ciudadanos. Esto influyó también en las ventas de vivienda protegida, que retrocedieron un 12,9%, hasta 4.403 unidades.

Repunte sin optimismo

Todas estas comparaciones son interanuales. Sin embargo, si se coteja el número de compraventas de enero con las que hubo en diciembre, se registra un repunte del 15,5% en las de precio libre.

¿Significa esto que se ha tocado ya suelo en las ventas? 'Yo no sería tan optimista porque la tendencia va camino de una caída general mayor', señala Pep Ruiz, director de analisis inmobiliario de Analistas Financieros Internacionales (AFI). Ruiz añade que 'cada vez más, la caída en compraventas de vivienda nueva se acerca a la de usada, lo que refleja que a las promotoras se les agotan los compradores que firmaron las preventas'.

Aunque ayer se conoció otro dato que debería ser beneficioso para los futuros compradores de piso, ya que tendría que permitir abaratar los precios de la vivienda: el precio del metro cuadrado de terreno cayó un 10,5% el año pasado, hasta 248 euros. Esto supone que el valor baja a niveles de 2004, aunque en 17 provincias aún hay subidas de hasta el 15%, como ocurre en Ourense. La escasez de ventas distorsiona los datos.

Mientras, en EEUU parece haberse tocado el mínimo en el número de viviendas iniciadas, ya que en febrero aumentó un inesperado 22,2% (583.000 casas) con respecto a enero tras meses de caídas.

Otra suspensión de pagos

Ayer se sumó una víctima más de la crisis del ladrillo. Un juez admitió el concurso de acreedores voluntario (antigua suspensión de pagos) de Global Cartera, accionista de la inmobiliaria Colonial, con un 5,9%.

No pudo pagar 68 millones que debía a Reyal Urbis por un 1% de Colonial. La caída salpica a los accionistas de esta sociedad patrimonial: Caja Castilla-La Mancha (obligada a una fusión para salvarse), Caja Duero, la constructora Isolux y los promotores Domingo Díaz de Mera e Ignacio Barco.