Público
Público

Compuestos de soja podrían no evitar la pérdida de masa ósea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

Los suplementos que contienenisoflavona de soja podrían no ser efectivos para preservar lamasa ósea de las mujeres después de la menopausia.

En un estudio hecho a más de 200 mujeres de entre 46 y 65años, investigadores encontraron que el suplemento de sojaparecía no evitar la pérdida de densidad ósea durante 3 años.

En general, las mujeres que tomaron el suplemento mostraronel mismo grado de pérdida ósea que aquellas que tomaron elplacebo, aunque hubo algunas evidencias de que una mayor dosisayudaba a proteger la densidad ósea en las caderas.

Los hallazgos, reportados en el American Journal ofClinical Nutrition, se agregan a un conflictivo cuerpo deinvestigación sobre la soja y la salud ósea postmenopáusica.

Algunos estudios sugieren que los alimentos a base de soja,proteína aislada de soja o suplementos con isoflavona podríanser benéficos, mientras otros no los encuentran provechosos.

Las isoflavonas son químicos naturales encontrados en losporotos de soja y algunas otras plantas comestibles que sonestructuralmente parecidos al estrógeno, y podrían tenerefectos similares al estrógeno en el cuerpo humano.

Ya que la disminución de los niveles de estrógeno tras lamenopausia estimulan la pérdida de densidad ósea, en teoría lossuplementos de isoflavona podrían proteger la masa óseafemenina.

Sin embargo, los últimos hallazgos no apoyan esa teoría.

"No podría recomendarle a las mujeres tomar tabletas deisoflavona de soja (...) ya que no ha sido demostradoconvincentemente que sea efectivo para la prevención de lapérdida ósea", dijo en un correo electrónico a Reuters ladoctora D. Lee Alekel, profesora de nutrición en la UniversidadEstatal de Iowa en Ames y quien guió la investigación.

Pese a ello, señaló, las mujeres aún deberían intentar unadieta con una variedad de alimentos a base de soja, como eltofu, tempeh y versiones de quesos y yogur derivadas de lasoja, ya que eran opciones "nutritivamente sanas".

Para su estudio, Alekel y sus colegas asignaronaleatoriamente a 255 mujeres postmenopáusicas tres grupos: unoque tomó diariamente 80 miligramos de un suplemento deisoflavona de soja, uno con una dosis de 120 miligramos, y otroque recibió pastillas de placebo inactivas.

Todas las mujeres tomaron suplementos de calcio.

Durante tres años, las mujeres en los grupos de placebo eisoflavona mostraron disminuciones promedio similares en sumasa ósea corporal total, así como densidad ósea en la columnay la zona de las caderas.

Sin embargo, las mujeres en el grupo de dosis más altas deisoflavona mostraron menos pérdida ósea en el cuello delfémur.

Pese a ello, escribieron los investigadores, ya que losefectos eran limitados al cuello del fémur, "no podemosconcluir que las isoflavonas del soja tengan un prometedorpotencial en la prevención de la osteoporosispostmenopáusica".

La idea de que la soja o las isoflavonas de soja podríanproteger la masa ósea viene, en parte, de estudios que muestrantasas menores de fracturas de caderas entre las mujeressudasiáticas, donde la dieta tradicional es alta en soja.

Sin embargo, ese tipo de estudios no investigan causa yefecto. Debido a que el estudio de Alekel sólo se basó en lossuplementos de isoflavona de soja, la investigadora señaló queno podía relacionarse a los efectos potenciales de losalimentos de soja en la salud ósea de las mujeres.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, Noviembrede 2009.