Público
Público

La comunidad educativa insiste en que es una ley "ideológica" y augura más movilizaciones

Los sindicatos mayoritarios creen que es una falta de responsabilidad gubernamental que se pretenda solicitar a la UE la financiación del 50% de la implantación de la Lomce

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Plataforma por la Escuela Pública, que une a asociaciones de padres, estudiantes y docentes ha insistido en que el proyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) –aprobada este viernes en Consejo de Ministros– es una ley 'ideológica' y auguran 'más movilizaciones' durante este mismo curso para tratar de frenar lo que consideran 'un ejercicio de autoritarismo, aislado político y socialmente'.

El secretario general de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras (CCOO), Francisco García, ha asegurado que van a trabajar 'para que esta ley no llegue a implementarse' y, para ello, anima a la Plataforma a reunirse de para plantear 'un nuevo calendario de movilizaciones' que, a su juicio, deben incluir acciones este mismo curso.

En este sentido, lamentan que el ministro de Educación, José Ignacio Wert, haya 'desperdiciado' una buena ocasión para abrir un consenso más amplio e insiste en que la Lomce 'empeorará la situación actual'. 'El ministro ha preferido tirar por su propio camino, con una ley ideológica y sectaria que resultará inútil, ya que será cambiada por los próximos que lleguen al Gobierno', ha apostillado.

Sindicato de Estudiantes: 'va a suponer el desmantelamiento de la escuela pública', ya que 'acepta y promueve el despido de docentes y el recorte de 5000 millones'

De la misma forma, el secretario general del Sindicato de Estudiantes , Tohil Delgado, ha señalado que la decisión de aprobar la Lomce este viernes –una semana después de la huelga educativa convocada en los centros públicos de toda España– 'es un signo más del carácter autoritario y antidemocrático del Gobierno y del ministro de educación'.

Delgado afirma que esta reforma 'va a suponer el desmantelamiento de la escuela pública', ya que 'acepta y promueve el despido de docentes y el recorte de 5000 millones de euros'. Asimismo, ha criticado el sistema de revalidas, al entender que 'va a desalojar a decenas de miles de jóvenes del sistema educativo con pruebas artificiales que no buscan la calidad sino apartarles del sistema para ahorrar más dinero'.

'Es la reafirmación de que es necesario de seguir movilizándose en la calle. Tenemos mucho tiempo para tumbar la ley antes de que entre en vigor. Hoy no se ha aprobado nada, ya que aún tiene que ir al Parlamento, después al Senado, volver de nuevo al Parlamento y que pasen otros diez meses para llevar a cabo las adaptaciones curriculares', ha sentenciado.

Por ello, ha insistido en la necesidad de organizar 'una gran marcha estatal en el mes de junio sobre Madrid', con el objetivo de 'unir al conjunto de la sociedad en las reivindicaciones de la comunidad educativa'.

Otra de las organizaciones que configura esta Plataforma, la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos, dice que sabía que 'este momento iba a llegar tarde o temprano'. 'El Gobierno ha obviado todas las posibilidades de diálogo. Llevábamos razón quienes decíamos que sólo se había negociado con la Conferencia Episcopal'.

Así lo ha denunciado su portavoz, José Luis Pazos, quien advierte de que si el Parlamento aprueba definitivamente este proyecto de ley irán al Tribunal Constitucional (TC). Así, ha señalado que 'la sociedad española no se merece volver al pasado' y añade que 'la imposición del nacionalcatolicismo supone un ataque a todos los derechos consolidados durante la Democracia y un insulto a la Constitución'.

Por su parte, La Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT (FETE-UGT) ha señalado que la LOMCE ha llegado a este Consejo 'con pequeños cambios introducidos por parte del Ministerio que no la modifican en lo sustancial, generando incertidumbre en varios aspectos esenciales', entre los que destaca 'la educación en valores, la segregación por sexos, las lenguas cooficiales o la memoria económica'.

En un comunicado, FETE-UGT exige al Ministerio de Educación 'la retirada de la Ley' y 'el inicio de un proceso de negociación, buscando un mínimo de consenso que permita modificar aquellos aspectos que sean considerados mejorables de la ley educativa en vigor, siguiendo las recomendaciones del Informe del Consejo de Estado'.

Con respecto a la educación en valores, el sindicato entiende que 'la modificación introducida en la Ley por la que se permite al alumnado elegir simultáneamente la clase de religión y su alternativa, sigue siendo una opción contraria a las indicaciones de los órganos internacionales que recomiendan una educación en valores obligatoria para todo el alumnado'.

Asimismo, advierte de que 'la exigencia de una mayor clarificación y fundamentación del proyecto educativo de los centros que segregan por sexo, no va a suponer un impedimento a la hora de continuar con la segregación de su alumnado'.

FETE-UGT: 'El Gobierno debe responsabilizarse de cuantas decisiones políticas adopte, sean del tipo que sean, aportando los costes de su propia acción' En cuanto a la memoria económica y, por tanto, al coste de implantación de la nueva Ley, FETE-UGT considera 'una falta de responsabilidad gubernamental, nunca vista, que se pretenda solicitar a la Unión Europea la financiación del 50% de la implantación de la LOMCE'.

'El Gobierno debe responsabilizarse de cuantas decisiones políticas adopte, sean del tipo que sean, aportando los costes de su propia acción de gobierno. Un proyecto de Ley que no venga acompañado de la suficiente dotación económica para su desarrollo, no puede tener ninguna viabilidad', ha sentenciado.

Por último, el portavoz de STES-i, Augusto Serrano, ha asegurado que la LOMCE 'ha ido empeorando desde el primer borrador' y denuncia la 'nula capacidad de diálogo del Gobierno, incluso tras las movilizaciones y las recomendaciones del Consejo de Estado'. En este punto, ha acusado al ministro Wert de 'mentir' cuando dice que esta es la ley educativa más negociada.

La Conferencia de Decanos de Educación ha manifestado su 'profundo desacuerdo' con la Lomce y piden 'mayor atención' para la educación infantil. Entienden que 'no puede entenderse como una mera labor asistencial, sino como la base y fundamento de todo el itinerario educativo posterior'.

La Comisión Permanente de la Conferencia de Decanos de Educación, reunida este 17 de Mayo, considera necesario 'consensuar un gran acuerdo frente a los problemas educativos y construir un modelo compartido y que permita al conjunto de la sociedad identificarse con el sistema'.

De la misma forma, insta a 'defender, en sintonía con los informes de la OCDE, un modelo integrador y comprensivo', con el objetivo de 'garantizar una calidad equiparable a la de los países de referencia internacional en Educación'.

Asimismo, los decanos de Educación abogan por garantizar que 'en los niveles obligatorios de la enseñanza todas las competencias básicas sean tratadas proporcional y suficientemente evitando que el planteamiento de itinerarios y optatividad pueda generar lagunas o segregación temprana del alumnado'.

Por último, pide que se refuerce la capacidad del sistema educativo para 'compensar las desigualdades y altas tasas de fracaso escolar, evitando que los necesarios procesos de evaluación determinen en nuestro sistema una concepción estrictamente selectiva'.

La plataforma Somescola.cat que aglutina a las principales entidades del ámbito educativo en Catalunya, ha llamado este viernes a la insumisión frente Lomce para evitar así la 'destrucción' del modelo escolar catalán.

En un comunicado, la entidad que aglutina a sindicatos, asociaciones de padres y madres y asociaciones cívicas, cree que la ley Wert, ataca tres flancos del sistema catalán: reduce el autogobierno, homogeneiza contenidos académicos y agrieta el modelo de inmersión que se aplica 'con éxito' desde hace tres décadas. 'La insumisión a la ley será indispensable en un futuro para mantener el modelo de enseñanza catalán y de inmersión lingüística que democráticamente ha aprobado el Parlament', subraya el comunicado.

Asimismo, critica que se quieran imponer los gastos de destruir el sistema, y deplora que la ley se haya elaborado de 'forma autoritaria e impositiva', lo que considera la culminación de un proceso constante de vulneración de las competencias catalanas que retrotrae a una época predemocrática. Por todo ello, insta a todos los centros docentes a visualizar en las escuelas el rechazo a la Lomce, con carteles que digan 'Per un país de tots, l'escola en català' (Por un país de todos, la escuela en catalán).