Publicado: 13.12.2013 13:10 |Actualizado: 13.12.2013 13:10

La Comunidad de Madrid dice ahora que las condiciones de Adelson son "inaceptables"

Esperanza Aguirre afirma que ya intuía la decisión de Las Vegas Sands y entiende que el Gobierno de Rajoy no pueda asumir las condiciones que quería imponer Adelson. La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, aú

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pese a lo mucho que presionó para que se cambiaran cuantas leyes fueran necesarias, pese a que no se cansó de loar hasta el paroxismo las bondades que supondría el proyecto de Eurovegas, la Comunidad de Madrid ttambién pliega ahora velas. Un portavoz del Ejecutivo madrileño afirmó este viernes si la compañía del magnate Sheldon Adelson planteó exigencias y garantías "inaceptables" la noticia es "entendible". 

Una idea que comparte la presidenta del PP de Madrid —y expresidenta de la Comunidad de Madrid—, Esperanza Aguirre, puede ser considerada una visionaria a tenor de sus primeras declaraciones tras conocer el fracaso del proyecto de Eurovegas: dice Aguirre que ya desde el sábado intuía la decisión que iba a tomar Las Vegas Sands de desistir del proyecto de Eurovegas en España y que comprende que el Gobierno no pueda aceptar la petición última del grupo de Sheldon Adelson, que pedía ser indemnizado si cambiaban las leyes, algo que duda "mucho" que Japón acepte.

En la presentación del libro Votaré no a la secesión de Cataluña, Aguirre explicó que el pasado sábado encontró en una fietsa al representante en Madrid de Las Vegas Sands, David Hachuel, quien le contó la "exigencia última" de la compañía, la de indemnización en caso de modificación normativa en materias como la del juego. "Estos no van a venir, lo comprendí y se lo dije [a Achuel]. Para mí [el anuncio de este viernes] ha sido la comprobación de que tenía razón. Como decía mi abuela, estoy harta de acertar".

Aguirre justifica la decisión del Ejecutivo de Mariano Rajoy porque "un Gobierno sólo se puede comprometer, en democracia, durante el tiempo que dura su legislatura, lo que no puede es adquirir compromisos para asegurar que no se cambiará la legislación y que, en caso de cambio, se les indemnizará".

Cristina Cifuentes, delegada del Gobierno en Madrid y posible candidata del PP a la alcaldía de Madrid, también compartía el razonamiento de que no había alternativa: "No se puede, para poder implantar un determinado proyecto, hacer una excepcionalidad permanente en cuanto a la legislación vigente".

Sorprendentemente Cifuentes aún tiene esperanzas de que el proyecto pueda salir adelante y espera que los "escollos" entre Las Vegas Sands y el Gobierno de España pueden ser subsanados.  "Creo que el proyecto es, sin entran en valoraciones profundas, muy importante para toda España para la recuperación económica de España y de Madrid por todos los empleos directos e indirectos y la generación de riqueza que va a tener".

Cifuentes aún espera que  los "escollos" entre Las Vegas Sands y el Gobierno de España pueden ser subsanados

Salvador Victoria, portavoz del Ejecutivo madrileño, fue mucho más pesimista en su valoración: recordó que Eurovegas era un proyecto importante para Madrid por la generación de empleos que implicaba, pero también señaló que todavía había "flecos pendientes" en la negociación de ámbito estatal. "Y por las informaciones que conocemos se han planteado algunos condiciones o garantías que pueden ser inaceptables para el Gobierno de la nación", añadió el portavoz, quien ha expresado su "respeto" por la decisión del Ejecutivo central.

El portavoz subrayó que en los últimos meses el Gobierno había priorizado el tema, tal y como le habían solicitado desde la Comunidad de Madrid, y que, si "lógicamente" se le ha planteado algunas cuestiones inaceptables, es entendible la decisión que se ha podido tomar al respecto.

Tras insistir en que Las Vegas Sands, promotor de Eurovegas, había solicitado unas exigencias que no están contempladas en el marco jurídico español y que no se pueden aceptar, el también consejero de Presidencia se remitió a las explicaciones que dará el Gobierno, que es quien ha capitaneado esa negociación.

"Pedimos al Gobierno que trabajara para que el proyecto fuera viable, otra cosa es que las condiciones que han solicitado no sean viables. Es el Gobierno el que tiene que decir hasta donde se podría llegar dentro de la legalidad vigente".

Por otra parte, criticó la falta de apoyo del líder del PSM, Tomás Gómez, al proyecto de Eurovegas, al señalar que también para él debería haber sido una prioridad porque implicaba la creación de unos 200.000 puestos de trabajo en la región.

Preguntado sobre si Tomás Gómez tenía información de todo esto, toda vez que ya auguró que Eurovegas no se construiría en Madrid, Victoria ha dicho que eso "se lo inventaba y como todo en la vida, se puede acertar o no".