Público
Público

Las comunidades autónomas aceptan apretarse el cinturón

Aprobado el plan de ajuste del Gobierno. La Comisión pide más medidas contra el déficit, pero Salgado insiste en que están previstas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

l Consejo de Política Fiscal y Financiera, que reúne al Gobierno y a las autonomías, acordó por unanimidad que las comunidades reduzcan su déficit desde el 2,4% del año 2010 al 1,3% del año 2011, lo que supone una reducción (vía recorte de gastos o de aumento de ingresos) de 11.000 millones de euros. Todas las comunidades autónomas aceptaron así el plan de ajuste elaborado por el Gobierno, que supone un considerable tijeretazo para sus gastos en el próximo ejercicio. Aunque formalmente todavía no está decidido, el recorte se repartirá de forma uniforme (todas tendrán que ajustarse al techo del 1,3%), si bien algunas comunidades autónomas que están en mejor situación financiera, como Madrid, tendrán que apretarse menos el cinturón. La vicepresidente económica, Elena Salgado, calificó la reunión de 'muy rica' y dijo que estuvo presidida por 'un máximo espíritu de colaboración'.

Por otra parte, la Comisión Europea aprobó en Estrasburgo las líneas generales del plan de ajuste presentado por el Gobierno español. Sin embargo, al mismo tiempo, reclamó medidas para reducir el gasto el año que viene en 7.500 millones de euros, un 0,75% del PIB. Bruselas no pidió que se decidan ahora y tampoco señaló al Gobierno central como la administración que deberá aplicarlas, pero advirtió de que, con los datos presentados hasta ahora por Elena Salgado, no es seguro que se logre el objetivo de reducir hasta el 6% el déficit en 2011.

El informe de Bruselas advierte un desfase de 7.500 millones en 2011

El responsable comunitario de Economía, Olli Rehn, presentaba su informe al mismo tiempo que la vicepresidenta económica se reu-nía con el Consejo de Política Fiscal y Financiera. La propia Salgado se refirió a este asunto e interpretó que la Comisión no pide a España nuevos ajustes, sino que simplemente no ha tomado en consideración (porque no se ha aprobado formalmente) el recorte previsto en las comunidades autónomas para 2011, de tal forma que según su criterio serán estas las que asuman ese desfase de 7.500 millones que Bruselas ha identificado para que España cumpla sus previsiones de déficit. 'No habrá medidas distintas de las ya previstas', aseguró Salgado.

En cualquier caso, Bruselas apoya los objetivos presentados por el Gobierno y el recorte extra de 15.000 millones para este año y el que viene, que incluye la rebaja del sueldo de los funcionarios, la congelación de las pensiones o la paralización de numerosas inversiones. Rehn aseguró que 'para 2010, no se necesitarán medidas adicionales', pero, cara al año que viene, España deberá 'especificar' medidas que asciendan al 1,75% del PIB; es decir, más de la mitad de la reducción del gasto pactada por Salgado y la UE para 2011. El comisario respondió a parte de sus propias demandas reconociendo que faltan todavía meses para la tramitación de los presupuestos generales del año 2011, que se prevén excepcionalmente restrictivos.

El Gobierno sí presentó, hace poco más de dos semanas, el cálculo de lo que la administración central espera gastar en 2011. Con ese techo de gasto, que se concretará cuando en septiembre se presente el borrador de presupuestos, Bruselas asegura que se cubre ya un punto del total de 1,75%. Falta por tanto un 0,75%, que son los 7.500 millones que pidió concretar en forma de medidas de austeridad.

Economía dice que ese esfuerzo correrá a cargo de las autonomías

Rehn presentó en Estrasburgo su evaluación sobre la lucha de España contra el déficit, pero también la de otros 11 Estados de la UE, incluido Portugal, otro país colocado en la diana de la especulación. Los objetivos de ambos países son, según el comisario, 'adecuadamente ambiciosos e implican una consolidación fiscal sustancial' que tranquiliza a la zona del euro.

El informe de la Comisión pide además que la reducción del déficit se lleve a cabo a través de la reducción del gasto público y no de las subidas de impuestos, la otra herramienta posible en manos del Gobierno para sanear las cuentas, con el fin de preservar la competitividad.

11.000 millones entre 2010 y 2011
El acuerdo implica que las comunidades autónomas reduzcan su déficit en 11.000 millones hasta 2011. Lo podrán hacer tanto del lado del gasto como de los ingresos, aunque una parte importante de esa cantidad (6.000 millones) ya está incluida en las medidas de ahorro que aprobó el Gobierno y que aplicarán las autonomías, como el recorte de sueldo de los empleados públicos.

1,3% límite de déficit
En 2011 y 2012, el déficit autonómico no podrá superar el 1,3% del PIB. En 2013, el desajuste deberá quedarse en el 1,1%. Las cifras no incluyen los anticipos a cuenta que recibieron las comunidades en 2008, que de incluirse, elevarían el déficit autonómico previsto para 2011 al 3,3%.