Público
Público

La concesión de créditos al consumo se redujo el 4,1 por ciento hasta junio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La concesión de créditos nuevos al consumo -consumo y automoción- se redujo el 4,1 % interanual en el primer semestre de 2011, hasta quedar en 11.312,7 millones de euros, informó hoy el presidente de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros (Asnef), José María García.

En rueda de prensa, García explicó que de esos 11.312,7 millones de euros, 3.283,9 millones correspondieron al sector de la automoción, que cayó el 9,73 % en comparación interanual, en tanto que otros 8.028,8 millones se concedieron para consumo de otros bienes, con un retroceso del 1,57 %.

Durante los seis primeros meses de 2011, explicó García, la morosidad de los créditos al consumo alcanzó el 19,1 %, por debajo del 23,8 % que tenían un año antes, mientras que los préstamos concedidos para la compra de automóviles registraron en junio una mora del 14,30 %, ligeramente superior al 14 % del mismo mes de 2010.

La crisis que atraviesa la economía ha reducido la confianza del consumidor, y con ella, el consumo, dijo García, que expresó su esperanza en que esta confianza aumente tras las elecciones, y recordó que "de otras (crisis) hemos salido y de esta, también".

En consecuencia, el consumo no se recuperará hasta que la gente no recupere la confianza y hasta que no mejoren los indicadores de desempleo, insistió García, que añadió que dentro de esta situación, el comportamiento del consumidor está siendo "racional".

Como ejemplo, citó los datos del sector de autos, donde la financiación de vehículos nuevos a particulares -que constituye la base de la actividad- cayó el 21,85 %, mientras que en coches usados creció el 12 %.

Pese a que los ratios de mora "son altos", parecen más contenidos que los del semestre anterior, ya que a cierre de diciembre, la morosidad en autos era del 15,2 % y en consumo, del 21 %.

Esto se debe en parte a que las financieras están muy enfocadas en el recobro y también a que el mayor rigor que emplean para conceder los préstamos hace que éstos sean de más calidad, con más garantía de devolución, lo cual ha tenido un "efecto limpieza" en este mercado, explicó.

En cuanto a la morosidad, García se mostró convencido de que "la parte más dura" de la misma "ya ha dado la cara", por lo que aseguró que "no espera sorpresas para el conjunto del año" y se atrevió a predecir que los impagos no superarán el 20 % en consumo y se mantendrán por debajo del 15 % en autos.

Por su parte, el presidente de la Comisión del Crédito al Consumo, Antonio Giraldo, presentó el estudio "Aspectos importantes para mejorar la financiación en el punto de venta", según el cual el miedo al futuro, la actitud autoexcluyente del consumidor y los criterios más duros de concesión de créditos son los factores que más afectan a la reactivación de las ventas.

Se trata de un estudio bianual, realizado por Milward Brown para ASNEF, que en esta ocasión analiza la opinión de los responsables de la financiación en el punto de venta, que aseguran que se siguen concediendo créditos, aunque con criterios más ajustados.

Los encuestados perciben un cambio de tendencia en la financiación, ya que el consumidor la utiliza como herramienta de retención del ahorro y como fórmula para diluir el impacto de sus compras.

Para García, la crisis ha hecho que el consumidor recupere costumbres de antes, como la de ahorrar un poco antes de hacer una compra importante, es decir, dar una "entrada".

Asimismo, tanto García como Giraldo consideraron que los tipos de interés para este tipo de operaciones no son ahora más altos que antes de la crisis y explicaron que los EFC asociados a ASNEF prefieren trabajar con tipos fijos para "dar estabilidad a las familias".