Público
Público

Un concierto de Luis Miguel inaugura el inacabado Arena Ciudad de México

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El cantante mexicano Luis Miguel estrenó hoy el escenario del Arena Ciudad de México, un recinto con capacidad para 22.300 personas, lleno de enormes pantallas y con lujos como suites privadas, que se ha inaugurado sin estar acabado y con numerosos problemas.

Suciedad en los asientos, material de trabajo en los pasillos, refligeración descontrolada o pantallas que dejan de funcionar fueron algunos de los inconvenientes con los que se encontraron las cerca de 20.000 personas que acudieron a este concierto inaugural.

Según contaron hoy los empresarios Alberto Hinojosa y Guillermo Salinas Pliego, el recinto es uno de los más grandes de América de los denominados "arena", lugares diseñados para presentaciones musicales o teatrales, así como para eventos deportivos.

Para su construcción se han invertido más de 400 millones de dólares (297 millones de euros) en tecnología punta como la pantalla digital exterior más grande del mundo o una pantalla cuadrada en el centro del escenario que es también la más grande en un recinto de este tipo.

De poco sirvió esta noche, pues cuando Luis Miguel salió al escenario a cantar, con 50 minutos de retraso, pudo comprobarse que la imagen estaba desfasada con el sonido y, más tarde, acabó apagándose.

Enfundado en un traje negro satinado, el mexicano salió cantando uno de sus temas más rítmicos y populares, "Te propongo esta noche", y comentó al público que con esta actuación celebraba sus 30 años en el mundo de la música.

En las casi dos horas que duró el recital hubo espacio para los boleros más populares como "Somos novios" o "Por debajo de la mesa" y también para la música tradicional mexicana.

En el último tramo, los mariachis subieron al escenario para cantar algunos temas como los populares "La Bikina" y "Si nos dejan".

Hubo casi lleno total y los asistentes pagaron por asistir precios de hasta 3.000 pesos (232 dólares o 172 euros) por las entradas, aunque había plazas con visibilidad reducida desde 70 pesos (5,4 dólares o 3,8 euros).

Pero los 128 palcos, los 19 elevadores, las 21 escaleras eléctricas, las 836 televisiones o las 16 pantallas gigantes interiores quedaron hoy eclipsadas por las goteras y los numerosos parches en la construcción del edificio.

Además de Luis Miguel, que repite este domingo, entre los próximos conciertos programados en el Arena Ciudad de México están el del guitarrista Carlos Santana, el próximo 11 de marzo, o el del cantante Pitbull, el próximo 16 de marzo, citas que servirán para comprobar si el recinto puede sacar su brillo o los fallos vuelven a eclipsar a los artistas.