Público
Público

Concluye el paseo espacial más largo de la misión del Endeavour

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dos astronautas del transbordador Endeavour culminaron el sábado por la noche el más extenso de los cuatro paseos espaciales previstos por el exterior de la Estación Espacial Internacional, un esfuerzo de casi siete horas para reparar un problema con la fuente de energía del puesto orbital.

Heidemarie Stefanyshyn-Piper y Stephen Bowen regresaron al compartimiento de aire de la estación a las 00:58 GMT, después de pasar seis horas y 57 minutos trabajando en el espacio, mientras el puesto orbital se desplazaba a unos 362 kilómetros sobre la Tierra.

Stefanyshyn-Piper y Bowen trabajaron juntos en una articulación giratoria de tres metros, una de las dos que permiten que las celdas fotovoltaicas de la estación puedan seguir al sol.

Una de las uniones está contaminada con limaduras de metal, que los ingenieros atribuyen a un problema de lubricación. Se han programado un total de cuatro paseos espaciales durante la misión de 11 días, que tiene como objetivo resolver el problema.

Las reparaciones suponen retirar las limaduras y engrasar la articulación.

La NASA tenía previsto que ambos astronautas utilizaran pistolas engrasantes, pero la caja de herramientas, cuyo coste ascendía a los 100.000 dólares (79.000 euros), salió volando el martes y se perdió en el espacio durante la primera expedición espacial.

Los astronautas compartieron las herramientas durante su salida y después revisaron sus procedimientos de limpieza para usar paños impregnados con grasa en las próximas caminatas.

Como alternativa, la NASA hizo que los astronautas modificaran una de las dos pistolas de masilla, incluidas en el equipo necesario para una posible reparación del escudo de protección contra el calor, de manera de que ésta pueda aplicar grasa.

Después de los errores en las anteriores misiones, el paseo del sábado se produjo sin fallos, dijeron responsables de la NASA.

"La tripulación ejecutó una (misión) tan perfecta como nunca la he visto", dijo John Ray, encargado de los paseos espaciales del vuelo. "Dieron lo mejor de sí mismos", agregó.

Mientras los astronautas trabajaban fuera de la estación, los ingenieros en la Tierra resolvían un problema con el nuevo sistema para reciclar agua que fue instalado en el puesto orbital a comienzos de la semana.

El aparato está diseñado para purificar la orina y otros líquidos de desecho de manera que la tripulación los pueda usar para beber y producir oxígeno.

La NASA necesita que el sistema funcione antes de poder ampliar la cantidad de tripulantes de la estación de tres a seis personas el próximo año.

El sistema de destilación de la orina se ha desconectado en reiteradas oportunidades desde su activación el jueves. La NASA espera resolver el problema a tiempo para que el Endeavour traiga muestras de agua purificada para analizarlas en la Tierra.

El transbordador tiene previsto dejar la estación el jueves y regresar al Centro Espacial Kennedy en Florida el próximo sábado.