Público
Público

Concluyen las labores de rescate de los cadáveres de familia española

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Wendy Thompson

Las labores de rescate en el accidente en el que falleció una familia española en Florida concluyeron hoy con la recuperación de los cuatro cadáveres y su traslado a la oficina del médico forense para su identificación, informó hoy a Efe una fuente oficial.

Twis Lizafuain, portavoz de la oficina del Alguacil del condado de Osceola dijo que han finalizado con el proceso de recuperación de los cuerpos, tras cuatro días de una intensa búsqueda en el lago Rusell, situado a menos de 20 kilómetros de Walt Disney World, donde se estrelló la avioneta en la que viajaba la familia.

Los ocupantes de la avioneta eran Carmen Blanco Herrera, de 45 años, y sus tres hijos de 19, 18 y 17 años. El mayor de ellos era quien pilotaba el aparato, un Cessna 172 de cuatro plazas.

"Los cadáveres han sido trasladados a la oficina del médico forense para su identificación que se efectuará con familiares de las víctimas que ya están en el lugar del accidente", precisó Lizafuain en una entrevista con Efe.

Uno de los cadáveres fue identificado el viernes por familiares, pero estos no desean dar detalles por motivos de privacidad, según fuentes del Consulado General de España en Miami.

La portavoz dijo que el Consejo Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB en inglés) de EEUU y de la Administración Federal de Investigación (FAA, en inglés), continúan con las pesquisas para determinar cuáles fueron las causas del siniestro.

El accidente ocurrió en la noche del lunes después de que el piloto, José Martínez, de 19 años, perdió contacto con la torre de control y la aeronave se precipitó sobre el lago aproxidamente a las 03.25 GMT, cuando la familia regresaba de un viaje a Disney World.

Las labores de busqueda se dificultaron por el mal tiempo en la zona, que es área de unos 25.000 kilómetros cuadrados de aguas pantanosas.

El esposo y padre de los fallecidos, José Manuel Martínez, ya está en Florida a la espera de que finalice el proceso de identificación y pueda repatriar los cuerpos el próximo lunes a Laguna de Duero, muy cerca de Valladolid.

La Cessna siniestrada despegó del aeropuerto de Gateway de Kissimmee la noche del lunes y volaba de regreso a la ciudad de Fort Lauderdale (norte de Miami), cuando, por causas todavía desconocidas, se precipitó sobre el centro del lago, indicó el Consejo Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB).

El joven que pilotaba la avioneta, propiedad de la compañía Airborne Sustems Inc., que alquila regularmente los aparatos a la escuela de vuelo de Fort Lauderdale, acababa de obtener su licencia de piloto en ese centro, en el que había ingresado el pasado mes de junio.EFE

wt/so/mm