Público
Público

Condena a muerte para el ojo derecho de Sadam Husein

Tariq Aziz, negociador del dictador iraquí con las potencias extranjeras y la ONU, condenado a muerte por perseguir a los chiíes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tareq Aziz tendrá el mismo final que Sadam Husein. El principal ministro del dictador iraquí ha sido condenado este martes a la horca por su supuesta participación en la persecución a la que sometió a los partidos chiíes durante su etapa en el Gobierno.

Aziz fue condenado a 15 años de cárcel antes de su sentencia a muerte. Durante la primera guerra del Golfo, en 1991, Aziz era ministro de Exteriores iraquí y se convirtió después en la cara visible del Gobierno de Sadam.

Ha pasado siete años y seis meses en la cárcel, desde donde concedió una entrevista el pasado agosto al diario The Guardian. En ella, alabó la gestión de Sadam diciendo que 'la historia lo juzgará como un hombre que sólo quería lo mejor para su pueblo'.

Aziz aseguró durante la charla con el periódico británico que nunca mató o actuó 'contra un civil, militar o religioso' y explicó su particular visión de ambas guerras contra EEUU.

'Todas las decisiones eran tomadas por el presidente Sadam Husein. Yo ocupaba un puesto político, pero no participé en ninguno de los crímenes de los que se me acusan. De más de cien denuncias, nadie me nombra personalmente', dijo.

El ex ministro de Exteriores también expresó su preocupación ante la retirada de EEUU de Irak. En un mensaje directo a Obama, dijo: 'No nos puede dejar así ahora. Está dejando Irak a los lobos. Cuando cometes un error, debes corregirlo, no dejar que Irak se muera'.

Sobre la invasión de Kuwait, Aziz asegura que intentó convencer a Sadam husein para que no lo hiciera: 'Si miras atrás fui el único que intentó convencerle de que no lo hiciera, pero también tenía que apoyar las decisiones de mi presidente'.

Además habló sobre el 11-S y los acontecimientos que llevaron a EEUU y la coalición a invadir Irak en 2003. 'Estábamos en contra del ataque, pero no nos hablábamos con los americanos. Sadam Husein me llamó y me dijo que le gustaría enviar una carta a Clark Ramsey [ex fiscal general de EEUU] condenando el atentado. Eso hicimos'.

'Pero algo nos quedó claro a ambos cuandos los líderes mundiales empezaron a elevar su discurso contra nosotros', añade: 'Nos iban ainvadir de todos modos'.

'Bush y Blair mintieron intencionadamente. Los dos eran pro sionistas. Querían destruir Irak por el bien de Israel, no por el de Estados Unidos y el Reino Unido', se lamentó.