Público
Público

Condenado a 10 años de cárcel por abusar de una niña que cuidaba su esposa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Audiencia de Sevilla ha condenado a diez años de cárcel y el pago de una indemnización de 90.000 euros a un hombre acusado de abusos sexuales continuados contra una niña, a la que su esposa cuidaba, desde que la pequeña tenía 7 años hasta los 14.

La sentencia de la Sección Séptima, a la que ha tenido acceso Efe, dice que desde su infancia la pequeña se quedaba al cuidado de la familia de M.C.M., dado que su madre salía a trabajar a las 5 de la mañana, por lo que la menor llamaba a esta mujer "tata" y entabló con ella "una intensa relación de cariño".

En el año 1992, el acusado A.C.M., entonces de 27 años, se casó con esta mujer y el cariño de la niña se extendió a él dado que la relación entra ambas familias continuó y la niña pasaba algunas noches en el domicilio del matrimonio en Dos Hermanas (Sevilla).

Dice la sentencia que el acusado, con la finalidad de satisfacer sus deseos sexuales y "aprovechando la situación de superioridad derivada de esa relación casi paterno-filial", comenzó a entrar en la habitación de la niña, a realizarle tocamientos en los órganos genitales y a mostrarle revistas pornográficas.

El acusado obligaba a la niña a masturbarle y, cuando la niña le preguntaba por qué hacía aquello, contestaba que "cada hombre tenía un niño para él" y que lo hacía "para enseñarla y prepararla para cuando fuera mayor".

Al crecer, la menor "fue tomando conciencia de lo que realmente pasaba" y al cumplir los 14 años comenzó a eludir al acusado, "negándose a partir de entonces a acceder a lo que le solicitaba", añade la sentencia.

Como consecuencia de los abusos, la joven sufre "secuelas psicológicas por trastorno de estrés postraumático, desajustes emocionales consistentes en ansiedad, inseguridad y sentimientos de indefensión, sentimientos de culpa, baja autoestima y una imagen negativa, agravado todo ellos por una tendencia a la inadaptación social, así como recelo a la figura masculina", afirma la sentencia, que por ello establece una indemnización a la menor de 90.000 euros por el daño moral causado.