Público
Público

Condenado a 20 años por quemar viva a su novia

El asesino deberá indemnizar también con 200.000 euros a la familia de la víctima

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Audiencia Provincial de Madrid condenó la semana pasada a 20 años de prisión a Constantin V., a quien un jurado popular declaró culpable de asesinato por rociar con gasolina y quemar viva a su novia en un descampado de Alcalá de Henares (Madrid), en enero de 2008. La sentencia, que se hizo pública ayer, le condena a indemnizar además a la madre y a la hermana de la víctima con 120.000 y 80.000 euros, respectivamente.

El fallo del jurado concluyó que se trató de un acto premeditado, aunque Constantin V. llamó a los servicios de emergencia poco después de los hechos y confesó haber sido él quien había quemado a la joven Alexandra, informa Efe.

La resolución judicial explica que, aunque no puede conocerse con absoluta certeza la magnitud del dolor y el sufrimiento que le produjeron a la víctima las llamas que prendieron toda la parte superior de su cuerpo, no cabe ninguna duda de que el acusado le produjo una muerte 'atroz, despiadada y brutal'. Por ello, considera que la gravedad extrema de la acción debe reflejarse en la pena impuesta y estima adecuada la condena que pedía la acusación.

Según la sentencia, el acusado, de nacionalidad rumana, acudió el 2 de enero de 2008 en coche a una gasolinera de Alcalá de Henares, donde compró una bolsa con casi cinco litros de gasolina. Poco después, recogió a su novia y se trasladó con ella a un descampado, donde la sacó del vehículo a la fuerza y la roció con gasolina para prenderle fuego, lo que provocó su muerte casi inmediata.

Para el tribunal, la preparación del crimen, su modo de ejecución y la actitud del acusado según un testigo, permaneció en el lugar de los hechos 'dando vueltas alrededor del fuego y viéndola arder' revelan 'un extremado grado de crueldad, de perversidad y de ausencia de capacidad de sentir ni el menor atisbo de compasión o piedad hacia la víctima'.

Otro asesino, Edson Correia, de 31 años, ha sido condenado por la Audiencia de Tarragona a 22 años de prisión por matar con más de 16 puñaladas a su pareja, de 28. La sentencia, según informó el diario El Punt, detalla que el condenado era 'celoso', seguía a su pareja y espiaba sus llamadas. Correia deberá indemnizar además con 180.000 euros al hijo de la pareja, de seis años, que estaba durmiendo en el hogar cuando se produjo el crimen, informa Jordi Siré.