Público
Público

Condenado a 21 años el asesino de la joven que lo rechazó en TV

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El hombre que mató a su novia, la rusa Svetlana Orlova, a los pocos días de verse rechazado por ella en un programa de televisión ha sido condenado a 21 años de cárcel por la Audiencia Provincial de Alicante, según la sentencia difundida el viernes.

"El diario de Patricia" - donde los invitados cuentan sus historias personales, frecuentemente dramas y tragedias.

En 18 de noviembre de 2007, Svetlana, de 30 años, murió degollada en su casa, pocos días después de rechazar en pantalla retomar la relación con su ex compañero Ricardo Antonio Navarro, con el que había convivido desde 2004 hasta un mes antes del programa y al que había denunciado en varias ocasiones por maltrato.

La Audiencia Provincial de Alicante ha condenado a Navarro a 21 años, 19 por asesinato y dos por maltrato habitual, además de al pago de una indemnización de 300.000 euros al hijo de la víctima, Christian, y otros 30.000 a Tamara Orlova, la madre.

En la sentencia, el tribunal distingue lo que denomina un "delito de maltrato familiar habitual" de los actos concretos de agresión, a partir de la entrada en vigor del nuevo Código Penal.

"(Este delito) se extiende más allá de la integridad personal (...) al atentar el maltrato familiar a valores constitucionales de primer orden como el derecho a la dignidad de la persona y al libre desarrollo de la personalidad", explica el fallo judicial.

La sentencia aclara que el delito de maltrato habitual no sólo afecta al derecho a la vida, sino a la integridad física y moral con interdicción de los tratos inhumanos o degradantes, y al derecho a la seguridad, sino que también involucra a principios rectores de la política social y económica, como la protección de la familia y la infancia y la protección integral de los hijos.

Dentro del fenómeno de la violencia de género, que el año pasado se cobró 75 víctimas, el caso de Svetlana recordó al de la mujer granadina Ana Orantes, a la que en 1997 su marido roció de gasolina y prendió fuego pocos días después de que ésta apareciese en un programa de testimonio de la televisión andaluza contando 40 años de humillaciones y vejaciones, una muerte que marcó un punto de inflexión en la lucha contra la violencia de género.